miércoles, 22 de abril de 2015

10 pasos para su primera experiencia swinger

Consejos prácticos para iniciarse en el medio SW

Ilustración Marion Fayolle

Es cierto que no hay recetas, pero con el cada vez más creciente número de parejas que quiere probar, trios, sexo en grupo o intercambios de parejas, me pareció buena idea diseñar una especie de "ruta crítica" que los interesados puedan seguir a manera de guía. Tómese como sugerencia, y luego no se ande por ahí diciendo que esto es palabra de Diego, porque, y esto no puedo repetirlo lo suficiente, cada quien habla como le fue en la feria y a nosotros, la feria nos ha tratado muy bien.

1.- Entiendan su primera aventura swinger como una actividad recreativa, algo divertido que probar alguna vez con tu pareja sin que eso se convierte en lo que algunos de nosotros llamamos "EL Estilo de vida". Visitar un club SW no tiene porque convertirlos, de inmediato e irremediablemente,  en miembros certificados de una clandestina organización de libertinos. No tiene porque acompañarlos el resto de su vida, y no tiene, tampoco por qué convertirse en un evento que los dejará marcados a fuego lento. Súmenlo, pues  a su lista de divertimentos con los que experimentar, al menos, alguna vez, como esquiar, escalar en roca, hacer windsurfing o salir a pescar.

2.-  Asegúrense de comprender los dos que se trata de una aventura en pareja que sólo sirve si los hace felices a ambos como pareja. Busquen complicidades, fantaseen juntos y platiquen sus temores y diseñen todas las estrategias que necesiten para apaciguar esos temores.

3.- Elijan juntos sus primeras opciones:
  • Hacer una cita con otra pareja
    • VENTAJAS: Una pareja que ya esté dentro del ambiente, puede ser muy generosa con sus conocimientos previos y también muy paciente. Ustedes están seguros de que una primera cena no los compromete a nada, y bien la pueden aprovechar para saciar, de manera teórica, todas sus curiosidades. Si encuentran atractivos o no a los otros, es lo de menos, de todas formas la pasarán muy bien.
    • LO QUE PUEDE SALIR MAL: Tal vez, la otra pareja no era lo que ustedes esperaban. Posiblemente, se sienten engañados y frustrados. El peor de los escenarios posibles: están corriendo un riesgo grave al irse a meter con desconocidos.
    • CÓMO EVITARLO: Nunca contacten personas por medio de redes abiertas (Twitter y Facebook). Los que somos serios dentro del ambiente preferimos pagar las cuotas de redes especializadas como SDC, en favor de la certeza. Páginas de este tipo tienen sistemas de validaciones que garantizan la confiabilidad de sus miembros dentro de la comunidad. Generalmente ofrecen periodos gratuitos de prueba que son útiles cuando apenas se empieza (Más información). También es buena idea hacer la primera cita en lugares públicos y neutrales. 

  • Visitar un club swinger

    • VENTAJAS: Un buen club tiene siempre muchas parejas de dónde escoger. Casi toda la gente con la que se toparán son amistosos y, siendo un poco extrovertidos, es muy fácil hacer conversación. La otra ventaja es que siempre es posible ir en calidad de "turista"; ver de qué se trata, tomar un par de tragos, platicar con otros e inclusive jugar sólo entre ustedes.
    • LO QUE PUEDE SALIR MAL: En la Ciudad de México, por ejemplo,  hay al menos 10 clubes operando. En ese espectro hay unos muy buenos, otros muy malos, unos muy elegantes, otros bastante pedestres, unos muy caros y otros que son igualmente caros pero lo disimulan bien. En fin, un club feo o con gente que no es compatible con ustedes puede dejarles un mal sabor de boca. 
    • CÓMO EVITARLO: Elijan su club con cuidado y entre los dos. Asegúrense de que lo que tiene para ofrecer sea congruente con lo que ustedes buscan o necesitan. Nosotros tenemos aquí una Guía de lugares swingers. Está clasificada según nuestros gustos, pero es mejor que ustedes elijan según su propia lista de prioridades, por eso tratamos en ella de ser lo más descriptivos posible.

  • Hacer unas vacaciones lifestyle

    • VENTAJAS: Si ustedes tienen un personalidad aventurera, entrar al mundo swinger por medio de un viaje es entrar por la sala principal. Los viajes siempre son vibrantes, emocionantes y nos cargan de energía positiva. Definitivamente, esa es la mejor manera de intentar, por primera vez, cualquier cosa, no sólo la libertad sexual. Generalmente, los hoteles y cruceros dedicados a nuestra actividad, además, se orientan a turismo de gama alta y eso hace que la vivencia tenga mucho más de grata. (Más información sobre Hoteles swinger, y la página oficial de eventos de LLV en caso de que quieran aventurarse a hacer un crucero o un takeover
    • LO QUE PUEDE SALIR MAL: Suponiendo que este tipo de prácticas no sean lo suyo, puede ser que se queden varados en un destino turístico rodeados de actividades que no los hacen muy felices. Después de todo, una vez armado el plan vacacional, siempre es difícil echar marcha atrás.
    • CÓMO EVITARLO: Relájense. En el peor de los casos, unas vacaciones a nadie le caen mal. Si esto de swinguear no les gustó y aún les quedan algunos días, disfrútenlos haciendo otras cosas que sí los satisfagan, desde practicar el sencillo y vainilloso nudismo (o topless si lo prefieren), hasta convertir su viaje en una luna de miel para civiles. Nadie los va a forzar a nada. Si, de todas maneras, les parece arriesgado lanzarse 7 días a la mar con un grupo de desconocidos, ¿por qué no prueban una estancia más corta como un fin de semana en El Pistache?
4.- Hagan planes juntos. Fantaseen juntos y creen juntos sus expectativas. Es posible que la realidad no se parezca a lo que tienen en mente, pero el periodo de anticipación es muy caliente y lo pueden disfrutar mucho.

5.- Averigüen si habrá código de vestuario. Si es así, vayan a comprar ropa sexy o revuelvan el closet en busca de alternativas. Cumplir con las reglas de ropa, casi nunca es necesario, pero es mucho más divertido si lo hacen. De todas maneras, arréglense, báñense y pónganse guapos. Se trata de que ustedes se sientan atractivos. 

6.- Una vez que están en la cita, club o viaje en cuestión, disfrútenlo y relájense. Nadie, NADIE quiere violarlos ni maltratarlos. Sean amables, hagan amigos y dense permiso para disfrutar.

7.- Asegúrense de que su pareja está bien en todo momento. No se trata de estar pregunte y pregunte, pero sí de ser sensible. Es usual que uno de los dos siempre va más rápido que el otro, o que la efervescencia del momento lo haga olvidar que tiene que cuidar de alguien más. Evítenlo.  Vayan siempre al ritmo del que va más lento. No acepten nada que no quieran aceptar, pero dense la oportunidad de salir un poco de su zona de comfort.

8.- Al día siguiente y, con un merecido desayuno, hablen de lo ocurrido. Platiquen de lo bueno, lo malo y lo feo.  Cuidado, no reprochen nada. No es lo mismo ser claros a la hora de expresar emociones, que ser acusar o buscar pleitos. Es importante decir lo que no les gustó, pero no se enfrasquen en bizantinas discusiones sobre quién tuvo la culpa de qué cosa. El punto es que si se divirtieron y lo quieren repetir, la siguiente vez lo harán con más información sobre las preferencias de su pareja. Por otro lado, si no lo quieren volver a hacer, no pasa nada. La experiencia les habrá servido para encontrar cosas de ustedes de las que no estaban enterados.

9.- Lleven sus experiencias gratas a la cama. Hablen de ello. Jueguen y vuelvan a recrear las escenas que más los excitaron. Un primer acercamiento al sexo grupal puede dar a cualquiera horas y horas de extraordinario sexo en pareja. 

10.- Repitan si les gustó. Prueben ahora con alternativas distintas. Si estuvieron con una pareja, prueben ahora un club. Si fueron al club, pero no conocieron a nadie, intenten hacer plática la próxima vez... En cambio, si la experiencia no fue grata, evalúen si es la práctica swinger lo que no les funciona o si fue algún elemento modificable. Algunas veces, hasta el tráfico o el clima pueden ser determinantes para forjarnos una primera impresión.



Read More

domingo, 19 de abril de 2015

Laurent Benaim

Dice Laurent Benaim que sus modelos llegan a él porque son personas reales que quieren jugar sobre el escenario con su sexualidad. Lo cotidiano se hace sublime. ¿Será precisamente lo sórdido de las prácticas sexuales que retrata aquello que hace su trabajo tan vibrante? ¿O será porque las soluciones artísticas que encuentra son tan fuertes como inovadoras?


Read More

martes, 14 de abril de 2015

Los liberales conservadores

Reflexiones sobre nuestra vida swinger

Al compás de unas almejas y unas chelas en la playa, una conversación con el siempre sesudo Chef Ibérico, me puso a pensar en lo paradójico del mundo . Hablaba él de lo irónico que resulta la obsesión que los del gremio tenemos por las reglas. Reflexiono sobre mi propia experiencia y acepto que su afirmación tiene suficiente sustento. Pienso, por ejemplo que, del universo de artículos en internet dedicados al estilo de vida, es sensato pensar que al menos el noventa por ciento están dedicados al "decálogo de los swingers" o "las reglas imprescindibles del intercambio de parejas". Lo primero que uno aprende al llegar a un club son normas de conducta, y por si fuera poco, la regla básica es una apología de la prohibición: "NO significa NO". Convengo en que es, al menos, curioso que una forma de sexualidad tan alejada de las convenciones sociales se sustente tan firmemente en estatutos.
swinger

     Supongo que el quid está en la naturaleza misma de nuestra actividad. Casi todos los actos de liberalidad, desde andar topless en la playa hasta cultivar mariguana en sótanos acondicionados están orientados al desenvolvimiento del individuo. Quien los comete, busca algún beneficio para sí mismo y afronta él mismo las consecuencias de sus desiciones. No ocurre lo mismo con los practicantes del swing, quienes de una o de otra manera estamos vinculados a un segundo ser humano. Saltarán ahora los defensores de los singles, asegurando que no todos los que practican el life style lo hacen en pareja. Suponiendo sin conceder que así fuera, ellos mismos no pueden negar que su práctica depende esencialmente de que haya una pareja involucrada, y por esa razón, la conservación de la unidad pareja es prioritaria.

      Swinguear no sirve para preservar a la pareja. Sirve para muchas cosas, pero básicamente sirve para diversificar los límites de la sexualidad en parejas estables, hombre-mujer y consolidadas en el más convencional de los criterios occidentales. Los solteros no intercambian parejas; cogen, juegan y se divierten con otros, pero no intercambian parejas porque los solteros no tienen parejas que intercambiar. Lo relevantes es que, por muy liberales que seamos, estamos frente a una práctica que nace y se lleva a cabo dentro de un territorio que, en esencia, es conservador: el matrimonio y sus derivados. No sirve para preservar la unidad de la pareja, pero si es su principal preocupación. Hagamos una analogía. El objetivo principal de un paracaidista es saltar al vacío, llenarse de adrenalina, explorar los límites de sus sensaciones físicas, y en fin, lanzarse en paracaídas. Sin embargo, no puede perder de vista que, para poder seguir saltando y haciendo otras cosas disfrutables, es importante conservar la vida. Por lo tanto, se preocupa en cada salto, por su seguridad. La conservación de la vida no es su objetivo, si así lo fuera se quedaría en casa a mirar televisión, pero sí es una prioridad. 

     En nuestro deporte, mantener la relación de pareja, cuidar la estabilidad emocional y la confianza de nuestro compañero, y desarrollar los lazos de complicidad es aquello que no podemos perder nunca de vista. Precisamente, porque sabemos que estamos frente a una práctica de alto riesgo, nos cuidamos lo más posible. Y como nosotros, en tanto individuos, no somos los únicos que afrontaremos las consecuencias, sino que los costos serán siempre repartidos entre dos, caminamos, como dicen los gringos, sobre cáscaras de huevos.  Los swingers somos, en general, bastante precavidos, casi paranoicos.   ¿Conservadores? Probablemente. Después de todo, nos importa mucho conservar aquello que tenemos y que queremos tanto, nuestra pareja.

     En términos prácticos, hay algo que apunta el Chef y que vale la pena tener siempre en mente. Una fórmula casi científica sobre las experiencias humanas: A mayor número de seguridades, menor número de experiencias. El paracaidista obseso por la seguridad, no se lanzará nunca del avión. Dicen que las reglas son para romperse, quizá haya algo de verdad en eso. Para Mariana y para mí, el viaje en el estilo de vida ha sido un constante estirar la norma, probar nuevas hipótesis y estar dispuestos a correr riesgos calculados. Establecemos nuestras pautas y luego nos preguntamos qué tan flexibles son éstas. El método de prueba y error nos ha funcionado bien, nuestros avances siempre fueron muy lentos pero aquí estamos: juntos después de mucho tiempo y swingueando cada vez con más soltura.
Read More

sábado, 11 de abril de 2015

Fred Kyrel

Nos gustan los disfraces.También los fetiches. Nos gustan los cuerpos de mujeres hermosas enfatizados. Nos gustan las texturas suaves, los sensaciones brillantes, los colores saturados. Nos gusta fantasear. Por lo tanto, nos gusta mucho el trabajo fotográfico de Fred Kyrel.

Read More

martes, 7 de abril de 2015

¿Cómo es una boda swinger?

Foto: Conde Padrino Mario Modesto Luciano
Nosotros no lo sabíamos. Aparentemente, tampoco lo sabía ninguno de los invitados y, a diferencia de lo que ocurre en las ceremonias tradicionales, en nuestra boda, no había ningún protocolo que respetar. Todo fue terreno fértil para que la imaginación de los Señores Pistache se diera alas, y nuestros otros amigos queridos hicieran, deshicieran y aportaran a su antojo. Cualquiera que haya dicho antes que el matrimonio es una tortura, claramente no tuvo una boda como la nuestra. Para nosotros, en cambio, no quedan sino agradecimientos y la certeza de que contraer nupcias de la manera en la que lo hicimos fue la mejor decisión y, sin duda, la más divertida.

     
     La Señora Pistache movió cielo mar y tierra para conseguirle a la novia un vestido hecho a mano y al momento en bodypainting, y ya que andábamos en esas, el Señor Líbido patrocinó un traje de igual factura para el novio, que quedó más que puesto y con dos moños: uno en el cuello y otro decorando el regalo que la futura esposa reclamaría al finalizar los festejos... o antes... o durante los festejos. Nos organizaron, después de que la pintura se hubo secado, cena de gala junto a la alberca. Muchas y deliciosas viandas se sirvieron a la concurrencia que, vestida de rojo, se reunió en corro de la larga mesa para iniciar la más o menos formal ceremonia. Antes de ingerir nuestros sagrados y bien sazonados alimentos, el Señor Pistache, ministro y jerarca mayúsculo, ofició un breve servicio y dirigió a los contrayentes un sentido discurso.

     No hubo, en esta boda, Sonora Santanera, Orquesta Mondragón o Banda Municipal que amenizara la tertulia. Más bien, cortesía de los cófrades Luz y Sonido, el jacuzzi se convirtió en un centro nocturno con bocinotas, proyecciones y luces de colores, detalle que, además, nos trajo recuerdos de la primera noche que pasamos en El Pistache. Los Padrinos, que son los Condes, porque así de aristocráticos somos,  se encargaron de organizar los entretenimientos que, por obvias razones, superaban a la ya muy bailada Macarena y al Payaso de rodeo. Comenzaron éstos discretamente, reinterpretando la costumbre de lanzar la liga, pero en esta ocasión, el afortunado ganador sería, de verdad afortunado y obtendría favores orales de la novia, quien a cabalidad cumplió con lo estipulado en el reglamento. La parte divertida fue que la liga cayó dentro del agua, y de la decena de machos alfa que esperaban alguna participación del himeneo, sólo uno, que es tenista  saltó con todo y zapatos, reloj y cartera al agua para luego ser vitoreado por los otros que aguardaban en la orilla.

     Después de eso, los juegos subieron poco más de tono, y los invitados todos se sumaban felices y generosos a una fiesta en la que nada había de protocolario y mucho de buena voluntad. Hubo manos, besos y caricias, hubo filas de comensales que se turnaban para jugar con nosotros a realizar indiscreciones, y cuando ya no había mucho más para dónde hacerse, casi todos nos metimos al jacuzzi a cambiar de brazos, a cambiar de bocas y, en fin, a hacernos travesuras en medio de una noche instintiva e imprudente. Llegó la hora en que los novios nos retiramos a nuestra habitación para disfrutar de nuestra noche de bodas, pero cuidamos de llevar con nosotros a Luz y Sonido quienes cuidaron de llevar con ellos una botella de champaña. Cuando ellos se fueron, tuve que juntar toda mi fuerza para apagar la luz y ponerle algo de ropa a mi esposa, a quien ya no hubo forma de despertar.

     Al día siguiente, regresamos al DF para tomar un avión, ya que nuestros Padrinoscondes, nos iban a llevar con ellos a Zipolite para nuestra luna de miel. Todo es cosa de seguir las tradiciones.



Read More

jueves, 12 de marzo de 2015

Placeres del paladar

Cena erótica en la Ciudad de México

Nos gustan los proyectos recién nacidos. Nos gusta la comida hecha con oficio. Y nos gusta el sexo. Así que cuando Mía nos invitó al lanzamiento de sus cenas The Erotic Dinner, la idea nos cayó muy bien. Las mejores cosas de la vida entran, sin duda, por la boca. Esta recién creada empresa pretende celebrar la sensualidad de la comida organizando un menú, bebidas y aperitivos afrodisíacos para producir experiencias sensoriales excitantes. Copio el texto de la invitación para los lúbricos sibaritas que quieran sumarse al viaje.

Primera Cena - The Erotic Dinner

Nunca una cena había sido tan erótica.

Viernes 27 de Marzo 8 pm
Col. Roma - México D.F.
reservaciones: theeeroticdinner@gmail.com
Apertitivos
Menú a 4 Tiempos
Cocteles Afrodisíacos
Y sucesos fascinantes…
$900 por persona

Estas invitado a The Erotic Dinner
Al hacer  tu confirmación  te enviaremos un correo con los datos de la reserva, posteriormente recibirás datos de la locación y las reglas de etiqueta.

Grupos selectos, cupo limitado. Estricta confirmación.



Read More
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del Blog

Powered By Blogger · Designed By Seo Blogger Templates