jueves, 28 de mayo de 2015

Zoe Lacchei

Desde hace tiempo quiero dedicar un post al portafolio de Zoe Lacchei, una artista italiana que descubrí gracias, otra vez, a Cgunit. Sus trabajos me parecen tan cautivadores como perturbadores, y esa es una combinación que, estarán de acuerdo, nadie puede resistir.
Read More

martes, 26 de mayo de 2015

Los 7 hábitos de los swingers altamente efectivos

Reflexiones sobre la vida swinger


Esto no es un decálogo
Erte's Naughty Alphabet

Aunque no pretendo que con tal título, alguien se tome muy en serio este artículo, algo de verdad encerrará. La pregunta de un lector me puso a pensar en las razones que hacen que a algunos nos vaya muy bien en la vida swinger y a otros..., a otros no. Casi siempre que hablamos del tema repetimos la frase usual, "Ésto no es para todos." Pero es posible que sí sea para algunos que por, llamémoslo falta de pericia liberal, no son capaces de sacar el mejor partido de sus devaneos en el lifestyle. 
Tomo como ejemplos de "swingers altamente efectivos" a aquellos que han, a partir de su experiencia en el medio, fortalecido su relación de pareja, a aquellos con más y mejores anécdotas y quienes nos parece que han encontrado en este estilo de vida un camino sólido a la felicidad. Como siempre, habrá quien tenga una historia personal distinta, y habrá quien haya aprendido otras cosas. Pero lo que busco es recopilar las estrategias nuestras y de otras parejas cuyo éxito estriba en su grado de satisfacción dentro del mundo liberal. Nos gustará mucho que agreguen en la sección de comentarios otros hábitos que, según su juicio,  ayuden a sacar el mejor provecho de ésta práctica.

Las parejas swinger altamente exitosas:


1.- Hablan de lo vivido en privado

Según cualquiera que haya leído la contraportada de un libro de superación personal, la comunicación es la base de toda buena relación. Según aquellos que vivimos hace más de dos semanas en pareja, la cosa no es tan sencilla. Sin embargo, incluir a otras personas en nuestra vida íntima siempre puede despertar dragones dormidos que, molestos por la interrupción de su sueño, causen problemas. Además, no todo lo que oculta el silencio es molesto, muchas cosas muy positivas pueden estar escondidas bajo la superficie de una armonía cotidiana. Hablar en pareja, al día siguiente de los hechos y con franqueza disipa muchos de los temores endémicos a las primeras experiencias, y ayuda a los dos a descubrir fantasías, deseos y "cosas que ni uno sabía que tenía". Casi todos los swingers que conocemos concuerdan en que platicar y rememorar sus aventuras les da gasolina para muchas noches inmorales más.


2.- No descuidan su vida sexual en pareja

Quienes entendemos el estilo de vida como un ingrediente más de nuestra complejísima y satisfactoria vida marital, hemos probado en más de una ocasión que el juego o el intercambio de parejas no sustituye el día a día. Es muy fácil caer en la tentación de comportarnos entre semana como matrimonio viejo y el fin de semana, al salir a swinguear, hacer que afloren nuestras conductas adolescentes y primaverales. Pero algo que saben bien los empresarios exitosos, es que primero hay que cuidar el capital que ya tenemos antes de aventurarnos a otras inversiones. Nuestras relaciones sexuales en pareja son nuestro patrimonio seguro y es siempre recomendable entender el lifestyle como un juguete que las potencia y nunca como un sustituto de ellas.


3.- Evitan los melodramas de prepa

Le llamamos estilo de vida, sí. Pero es un juego. Nada de lo que ocurra en un club o en un motel puede ser realmente relevante. Claro que, como toda actividad social es susceptible a susceptibilidades y en el medio hay cualquier cantidad de gente proclive al desajuste emocional. Como decían los anuncios de televisión: "Aléjate inmediatamente". No traten de ponerse nunca en medio de una tempestad, no vale la pena. Si el grupo de los fulanitos ya  se peleó con el de los menganitos, si Macaria le bajó el marido a Romualda y ahora no se pueden encontrar ni en el súper, si Gumaro se sintió porque Florencia de divinos ojos le hizo una mejor mamada a Bernabé que a él, nada de eso es asunto de ustedes. Sean corteses, sean amigables con todos y mantengan distancia prudente cuando se avecinen los conflictos. ¡Es un juego!

4.- Aseguran la comodidad de su pareja

Este punto tiene dos aristas. La primera es muy simple: si la persona a la que tú amas está feliz, tú también lo estarás. Si en un arranque de egoísmo, tú estás bien aún cuando la tal persona no lo esté, eventualmente no estarás bien. La segunda también es muy simple: las parejas que se tratan bonito, que son considerados el uno con el otro, que se notan como enamorados son mucho más atractivas como compañeras de juego. Nadie quiere buscarse como compañero de cama a alguien que no da la impresión de ser generoso, consciente o simpático.

5.- Cuidan su salud

La vida del swinger es dificl (agréguese aquí violines melancólicos). Desvelos, fiestas, alcohol y humo de cigarro son algunos de los elementos a los que estamos expuestos. Hay que estar bien preparado para resistir y no morir en el intento. El lado menos frívolo de este punto es obvio: La promiscuidad sexual lleva consigo muchos riesgos de los que hay que estar consciente para poder evitar. Usar siempre condón, hacerse exámenes periódicamente, ser clientes distinguidos del ginecólogo y cargar con un arsenal de desinfectantes, humectantes y otros potingues similares, es obligatorio para no sufrir un revés poco placentero.


6.- Se acercan a otras parejas

Este es el punto donde Mariana y yo flaqueamos. Nos causan mucha admiración las parejas que pueden acercarse y hablar con otros. Ligar dentro del medio es relativamente fácil, pero hay quienes arrastramos inseguridades añejas que nada le aportan al estilo de vida. Las parejas más exitosas que conocemos, las que se lían con más personas, las que a dónde viajan tienen siempre amigos, y las que más historias divertidas tienen para contar, son las que no temen dar el primer paso. Este ambiente se caracteriza por el sexo, evidentemente, pero tiene un componente social muy fuerte, incluso más protagónico que el sexo mismo. Por lo tanto, aquellos que manejan mejor sus relaciones interpersonales, suelen ser swingers más exitosos. Volvemos a la prepa, los chicos más populares son los que más se divierten.


7.- Dicen que no, y dicen que sí.

Seguramente ya han leído hasta el cansancio la frase "No significa no". Es cierto, y es importantísima. Pero, démosla por sentada. El problema es la insistencia en ejercer la libertad desde la perspectiva de la prohibición. Cuando nosotros empezamos, hace muchos años, había en nuestro catálogo de opciones muchos más "nos" que cualquier otra cosa. Con el tiempo aprendimos a dejar ir, a romper nuestros propios prejuicios y a admitir experimentos que, de otra forma, nunca hubiéramos probado. Es cierto, es esencial no hacer nada que no queramos hacer y la certeza de que nadie violará ese derecho nos da una seguridad muy grata. ¿Pero qué hay de lo que sí queremos? La ventaja más grande que yo encuentro en el mundo swinger en que me provee de una realidad alternativa dónde hay múltiples posibilidades. ¿No sería un desperdicio dejarlas pasar en pro de una sensación de seguridad que fácilmente podría ser la réplica de nuestra vida cotidiana?






Read More

martes, 19 de mayo de 2015

Impresiones sobre Erotic Dinner

Nuestras aventuras eróticas en  el DF

Habíamos hablado ya de un nuevo proyecto para deleitar todos los sentidos y que acaba de arrancar en la Ciudad de México. Se llama Erotic Dinner, y parte de una premisa casi innegable: quien es sofisticado en sus maneras de follar, seguramente lo será también en sus maneras de comer. Nos invitaron el pasado fin de semana, y fuimos gustosos a explorar alternativas sensoriales y gastronómicas. 

La cita es a las ocho, y cuando llegamos a las 8 y pocos minutos hay tres o cuatro parejas tomando un aperitivo en el recibidor. Estamos en el segundo piso de una casa hermosamente colonia Roma. Apenas cruzamos el umbral y el anfitrión invita a los presentes a mudarse al exterior. Al tiempo que se hace el cambio de escenario, descubrimos a un par de pares de amigos y nos alegra saber que estamos en territorios conocidos. Para llegar a la terraza-azotea, es necesario cruzar un puente de herrería de esos que sirven como descansos en las escaleras de caracol. Caminar por ahí es difícil para Mariana, para todo el resto de las asistentes que llegaron, como era de esperarse, usando tacones altos. Pero finalmente llegamos y no hubo en el cruce ninguna baja y ningún tobillo dislocado. El sitio tiene este sabor informal de las fiestas que organizan los artistas. Velas para iluminar la noche, mesas periqueras color gris deslavado, paredes de ladrillo expuesto y al fondo, junto a la zona en la que trabaja un discreto dj, un enorme letrero vintage de Viva las Vegas. El ambiente se ve relajado cómodo. Antes de alcanzarnos a sentar en la mesa de un par de celebridades del mundo sw, quienes amablemente nos invitaron a unirnos, una  chica de cabellera negra y corsé misterioso, nos pregunta si queremos mojitos de Campari. Decimos que sí.

Ya instalados, podemos darnos mejor cuenta de lo que ocurre a nuestro alrededor. Llegaron ya varias parejas más. Seremos once en total, y lo más curioso es que todas tienen buena pinta. Guapas ellas en un sentido realista del término, todas con look casual-formal, aliñado-descuidado, los-chicos-bien-bañados-y-las-chicas-sexy-urbano-night-club-vestidasparamatar. ¿Más o menos queda clara la idea?  Hay platos con entradas: ostiones frescos, brochetas de sandía y zarzamora, higos con queso de cabra y otras delicatesen similares. Atentas al servicio, están tres mujeres atractivas en tres distintas formas y ataviadas al estilo fetiche de peli soft porn

El plan de tener mesas aisladas que permita a los asistentes circular de flor en flor, se ve un tanto alterado. Los asistentes optan por unir las mesas como en Vips y hacer un gran fila. La conversación fluye cómodamente. Casi todos los que estamos ahí somos del medio swinger, o están interesados en él y venir a una comilona les pareció una entrada más amigable que iniciarse en un club. Hay que aceptar que es buena idea. Al menos esta sesión de Erotic Dinner se trataba de organizar un meet and greet entre parejas, y un par de debutantes bien podrían aprovechar la ocasión de hablar de uno a uno (o de dos en dos) con algunos más expertos.  Por eso conversamos, bebimos, comimos hor d'oeuvres y esperamos bajo una lona que más o menos nos cubrió de la imprudente lluvia hasta que fuimos convocados al comedor.

Ana, una de las chicas que funge de mesera, cambia de atuendo cada tanto. Para cuando nos dicen cómo sentarnos, ella trae un adminículo de sumisa que la obliga a mantener los brazos estirados a la altura de los hombros, antes de eso llevaba una suerte de brida con un pequeño poste que va del cuello a la barbilla y que la hacía caminar con la cabeza erguida, más tarde, luciría unos amarres blancos y así se fue convirtiendo durante la noche en una sexy pieza andante de conversación. Mientras tanto, a Mariana y a mí nos tocó sentarnos frente a frente con un sesgo de un lugar, a cada uno de mis lados, hay dos mujeres. Los platillos que nos sirven son esforzados, atrevidos tal vez. Zanahoria y gengibre. Alcachofa y mostaza. Los ingredientes son interesantes aunque quizá la ejecución no sea lo más afortunada. Sin embargo, funciona y el vino no para de fluir. Los asistentes están todos contentos, platican, ríen mucho. Se conocen, pues unos a otros, y después de todo, para eso venimos.

Después del postre, nos llaman de vuelta a la terraza. Ahora hay cocteles con vodka y bourbon. Aprovecho lo que quedó de espumoso para no hacer un cambio demasiado violento. De todas formas, ya es la una de la mañana y la fiesta no continuará mucho más. Alcanza el tiempo para dos copas más, para coquetearle a la pareja de indecisos multinacionales que nos hacen toda clase de preguntas sobre el ambiente y para terminar de ponernos de acuerdo con los monarcas del cuckold, para una sesión privada la próxima semana.

En terminos generales, la experiencia de Erotic Dinner es grata. Es una buena oportunidad para conocer gente y, de hecho, platicar con ella, lo que suele resultar imposible en los clubs habituales. A Mariana y a mí, nos hizo falta un poco más. Nos hubiera encantado un playroom anexo donde terminar la noche, pero nos queda claro no se trataba de ello, que ésta era una sesión híbrida, algo así como una sexy noche swing-vainilla.


Read More

jueves, 7 de mayo de 2015

Inglés para tus próximas vacaciones sexuales

Dicen que en la escuela, no se enseña nada de lo que realmente es importante. Debe ser cierto, porque a mí nadie me dijo cómo se decían esas frases irreverentes y cargadas de sentido que sirven para comunicar a otro ser humano, en lengua franca, nuestras intenciones erótica. Sin embargo, pocas herramientas nos han sido más útiles a Mariana y a mí, en nuestras correrías turísticas, que un vocabulario anglo-sajón, digamos, extenso. El mundo globalizado, siempre lo he dicho, tiene sus ventajas, y me acabo de topar con engVid, ¡que no es una página para adultos! Es más bien un sitio web (bastante bueno) dedicado a dar clases de inglés. La ventaja: También enseña ESE inglés. Así que si tienes unas próximas vacaciones swinger, o al menos en las que planees estar de suerte, quizá quieras ver estos videillos.








Read More

martes, 28 de abril de 2015

Max Sauco


Inteligente, onírica, perversa y alucinante. Esta colección es todo lo que se puede pedir. A continuación... fotografía digital de Max Sauco.

Read More

miércoles, 22 de abril de 2015

10 pasos para su primera experiencia swinger

Consejos prácticos para iniciarse en el medio SW

Ilustración Marion Fayolle

Es cierto que no hay recetas, pero con el cada vez más creciente número de parejas que quiere probar, trios, sexo en grupo o intercambios de parejas, me pareció buena idea diseñar una especie de "ruta crítica" que los interesados puedan seguir a manera de guía. Tómese como sugerencia, y luego no se ande por ahí diciendo que esto es palabra de Diego, porque, y esto no puedo repetirlo lo suficiente, cada quien habla como le fue en la feria y a nosotros, la feria nos ha tratado muy bien.

1.- Entiendan su primera aventura swinger como una actividad recreativa, algo divertido que probar alguna vez con tu pareja sin que eso se convierte en lo que algunos de nosotros llamamos "EL Estilo de vida". Visitar un club SW no tiene porque convertirlos, de inmediato e irremediablemente,  en miembros certificados de una clandestina organización de libertinos. No tiene porque acompañarlos el resto de su vida, y no tiene, tampoco por qué convertirse en un evento que los dejará marcados a fuego lento. Súmenlo, pues  a su lista de divertimentos con los que experimentar, al menos, alguna vez, como esquiar, escalar en roca, hacer windsurfing o salir a pescar.

2.-  Asegúrense de comprender los dos que se trata de una aventura en pareja que sólo sirve si los hace felices a ambos como pareja. Busquen complicidades, fantaseen juntos y platiquen sus temores y diseñen todas las estrategias que necesiten para apaciguar esos temores.

3.- Elijan juntos sus primeras opciones:
  • Hacer una cita con otra pareja
    • VENTAJAS: Una pareja que ya esté dentro del ambiente, puede ser muy generosa con sus conocimientos previos y también muy paciente. Ustedes están seguros de que una primera cena no los compromete a nada, y bien la pueden aprovechar para saciar, de manera teórica, todas sus curiosidades. Si encuentran atractivos o no a los otros, es lo de menos, de todas formas la pasarán muy bien.
    • LO QUE PUEDE SALIR MAL: Tal vez, la otra pareja no era lo que ustedes esperaban. Posiblemente, se sienten engañados y frustrados. El peor de los escenarios posibles: están corriendo un riesgo grave al irse a meter con desconocidos.
    • CÓMO EVITARLO: Nunca contacten personas por medio de redes abiertas (Twitter y Facebook). Los que somos serios dentro del ambiente preferimos pagar las cuotas de redes especializadas como SDC, en favor de la certeza. Páginas de este tipo tienen sistemas de validaciones que garantizan la confiabilidad de sus miembros dentro de la comunidad. Generalmente ofrecen periodos gratuitos de prueba que son útiles cuando apenas se empieza (Más información). También es buena idea hacer la primera cita en lugares públicos y neutrales. 

  • Visitar un club swinger

    • VENTAJAS: Un buen club tiene siempre muchas parejas de dónde escoger. Casi toda la gente con la que se toparán son amistosos y, siendo un poco extrovertidos, es muy fácil hacer conversación. La otra ventaja es que siempre es posible ir en calidad de "turista"; ver de qué se trata, tomar un par de tragos, platicar con otros e inclusive jugar sólo entre ustedes.
    • LO QUE PUEDE SALIR MAL: En la Ciudad de México, por ejemplo,  hay al menos 10 clubes operando. En ese espectro hay unos muy buenos, otros muy malos, unos muy elegantes, otros bastante pedestres, unos muy caros y otros que son igualmente caros pero lo disimulan bien. En fin, un club feo o con gente que no es compatible con ustedes puede dejarles un mal sabor de boca. 
    • CÓMO EVITARLO: Elijan su club con cuidado y entre los dos. Asegúrense de que lo que tiene para ofrecer sea congruente con lo que ustedes buscan o necesitan. Nosotros tenemos aquí una Guía de lugares swingers. Está clasificada según nuestros gustos, pero es mejor que ustedes elijan según su propia lista de prioridades, por eso tratamos en ella de ser lo más descriptivos posible.

  • Hacer unas vacaciones lifestyle

    • VENTAJAS: Si ustedes tienen un personalidad aventurera, entrar al mundo swinger por medio de un viaje es entrar por la sala principal. Los viajes siempre son vibrantes, emocionantes y nos cargan de energía positiva. Definitivamente, esa es la mejor manera de intentar, por primera vez, cualquier cosa, no sólo la libertad sexual. Generalmente, los hoteles y cruceros dedicados a nuestra actividad, además, se orientan a turismo de gama alta y eso hace que la vivencia tenga mucho más de grata. (Más información sobre Hoteles swinger, y la página oficial de eventos de LLV en caso de que quieran aventurarse a hacer un crucero o un takeover
    • LO QUE PUEDE SALIR MAL: Suponiendo que este tipo de prácticas no sean lo suyo, puede ser que se queden varados en un destino turístico rodeados de actividades que no los hacen muy felices. Después de todo, una vez armado el plan vacacional, siempre es difícil echar marcha atrás.
    • CÓMO EVITARLO: Relájense. En el peor de los casos, unas vacaciones a nadie le caen mal. Si esto de swinguear no les gustó y aún les quedan algunos días, disfrútenlos haciendo otras cosas que sí los satisfagan, desde practicar el sencillo y vainilloso nudismo (o topless si lo prefieren), hasta convertir su viaje en una luna de miel para civiles. Nadie los va a forzar a nada. Si, de todas maneras, les parece arriesgado lanzarse 7 días a la mar con un grupo de desconocidos, ¿por qué no prueban una estancia más corta como un fin de semana en El Pistache?
4.- Hagan planes juntos. Fantaseen juntos y creen juntos sus expectativas. Es posible que la realidad no se parezca a lo que tienen en mente, pero el periodo de anticipación es muy caliente y lo pueden disfrutar mucho.

5.- Averigüen si habrá código de vestuario. Si es así, vayan a comprar ropa sexy o revuelvan el closet en busca de alternativas. Cumplir con las reglas de ropa, casi nunca es necesario, pero es mucho más divertido si lo hacen. De todas maneras, arréglense, báñense y pónganse guapos. Se trata de que ustedes se sientan atractivos. 

6.- Una vez que están en la cita, club o viaje en cuestión, disfrútenlo y relájense. Nadie, NADIE quiere violarlos ni maltratarlos. Sean amables, hagan amigos y dense permiso para disfrutar.

7.- Asegúrense de que su pareja está bien en todo momento. No se trata de estar pregunte y pregunte, pero sí de ser sensible. Es usual que uno de los dos siempre va más rápido que el otro, o que la efervescencia del momento lo haga olvidar que tiene que cuidar de alguien más. Evítenlo.  Vayan siempre al ritmo del que va más lento. No acepten nada que no quieran aceptar, pero dense la oportunidad de salir un poco de su zona de comfort.

8.- Al día siguiente y, con un merecido desayuno, hablen de lo ocurrido. Platiquen de lo bueno, lo malo y lo feo.  Cuidado, no reprochen nada. No es lo mismo ser claros a la hora de expresar emociones, que ser acusar o buscar pleitos. Es importante decir lo que no les gustó, pero no se enfrasquen en bizantinas discusiones sobre quién tuvo la culpa de qué cosa. El punto es que si se divirtieron y lo quieren repetir, la siguiente vez lo harán con más información sobre las preferencias de su pareja. Por otro lado, si no lo quieren volver a hacer, no pasa nada. La experiencia les habrá servido para encontrar cosas de ustedes de las que no estaban enterados.

9.- Lleven sus experiencias gratas a la cama. Hablen de ello. Jueguen y vuelvan a recrear las escenas que más los excitaron. Un primer acercamiento al sexo grupal puede dar a cualquiera horas y horas de extraordinario sexo en pareja. 

10.- Repitan si les gustó. Prueben ahora con alternativas distintas. Si estuvieron con una pareja, prueben ahora un club. Si fueron al club, pero no conocieron a nadie, intenten hacer plática la próxima vez... En cambio, si la experiencia no fue grata, evalúen si es la práctica swinger lo que no les funciona o si fue algún elemento modificable. Algunas veces, hasta el tráfico o el clima pueden ser determinantes para forjarnos una primera impresión.



Read More
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del Blog

Powered By Blogger · Designed By Seo Blogger Templates