jueves, 16 de octubre de 2014

Conferencias en Passion Fest 2014 2/2

La segunda de las pláticas que dimos en Passion Fest México tuvo como objetivo disipar las dudas habituales que hay antes de iniciarse en el estilo de vida swinger. Supongo que junto con la curiosidad, la principal emoción que experimenta una pareja que quiere probar por primera vez una experiencia relacionada con la sexualidad abierta, es el temor. También creo que la principal razón del miedo es siempre la falta de información al respecto. Para nosotros se ha convertido en prioridad allanarle el camino a los nuevos, decirles la mayor cantidad posible de cosas, y ayudarlos a tranquilizar un poco sus ansias. Es evidente que cada quien experimentará sus propias aventuras y sacará sus propias conclusiones, pero seguramente será más fácil si, de antemano, ya saben sobre el camino de alguien más.

Esta es la presentación que usamos. Para la segunda sesión no usamos notas, pero si alguien tuviera alguna duda, como siempre, estamos más que disponibles.



Read More

miércoles, 15 de octubre de 2014

Adaptarse es para los sabios

La historia de un takeover swinger en Puerto Vallarta

Takeover swinger en Vallarta


La cosa debió ocurrir en Los Cabos, pero ya todos sabemos sobre los estragos del huracán, y a pocos Luxury Lifestyle Vacations tuvo que hacer cambios estratégicos y mudar todo el tinglado a Vallarta. No es misión tan sencilla como se oye. Estamos hablando de advertir a cerca de cuatrocientas personas que será necesario cambiar sus vuelos y absorver los costos que eso representa.  Por otro lado, conseguir en dos o tres semanas otras doscientas habitaciones en algún muy buen hotel del playa que esté dispuesto a recibir a un nutrido grupo de personas con hábitos un tanto polémicos.
días de la fecha programada para el viaje, la gente de
   
     Ajustes más, ajustes menos, LLV consiguió resolver el predicamento. Muchos, pero muchos swingers angloparlantes, tomaron por asalto la costa de Jalisco y nosotros tuvimos la suerte de ser invitados a esa movida. ¡Qué espectáculo tan emocionante! Lamentablemente, tenemos la mala costumbre de tener empleos y éstos, no son muy compatibles con nuestra otra mala costumbre de hacer viajes pletóricos de sexo, pero nos las ingeniamos para escapar de la Ciudad de México el jueves, en lugar del sábado anterior y pudimos ser parte de la fiesta durante las últimas tres noches.

Jueves de alberca y jungla


    Al llegar al resort nos enteramos de que no hubo forma de reservarlo completo, pero el sitio tiene dos bloques, y uno de ellos, con todo y alberca y restaurantes, era exclusivo para nosotros los libertinos. Dejamos las cosas en el cuarto y bajamos a ver qué había. La vibra se sentía sexy, había gente desnuda, mujeres topless y mucha socialización. Pero más grande que la tentación de irnos a mezclar con el resto de la multitud, era el hambre del viaje, así que fuimos a comer algo. Para cuando entramos en la alberca, el sol se había ocultado ya y casi todo el mundo había desaparecido.

     Pepe, el hombre LLV, nos llamó al cuarto para saber cómo habíamos llegado, y nos dio un resumen sobre lo que teníamos que saber. A las 10 de la noche inició, en uno de los salones, la primera de nuestra fiestas temáticas, dedicada al animal print. El mundo del lifestyle no suele tener ese nivel de producción. El salón estaba completamente adaptado, había una cabina de DJ espectacular, un escenario circense con acróbatas, danza aérea en telas y en aro, salas blancas, periqueras, pista de baile, zanqueros, pantallas, trago ilimitado, en fin, una fiesta sin ninguna intención de escatimar. Cuando nos sentimos de ánimo, entramos al playroom

     En la antesala, condones y agua. ¿Por qué nadie más piensa que estas dos cosas son básicas? Dentro, una decoración que coqueteaba discretamente con una cueva kitsch, apostaba varias camas estratégicamente colocadas para que uno buscara su nivel de involucramiento. Me impresionó también lo bien equipado que estaba todo; toallas, más que suficientes, botes de basura, a cada paso y en cada uno de los lechos cojines liberator. Eso es cuidar detalles.

      Ubicamos una cama al fondo, pegada a otra que dejamos libre por si alguien quería acercarse. Así ocurrió. Una pareja se acomodó junto a nosotros e iniciamos un curioso juego de repeticiones. Ellos hacían, nosotros también. Nosotros los mirábamos, ellos también. Encadenamos una suerte de círculo virtuoso de miradas e insinuaciones, de sutiles señales que nos mantenían tan cerca como lejos. Era como mirarse en un espejo que tuviera voluntad propia. Más personas llegaron y entre los ecos de gemidos, se dibujaban siluetas y cuerpos que se encontraban y encontraban a otros parecidos. El mismo juego de espejos se repetía y reproducía en un camino ascendente que excitaba todos los contornos. Terminé en las manos de Mariana cuando ya estaba muy cansado. De todas formas, quisimos subir al cuarto para escribir un breve epílogo a la historia de esa noche

Viernes de barco y colores

   
Burlesque pole dance
 Nuevamente, la organización tuvo que pensar de prisa. Otros turistas llegarían el viernes al hotel y reservar la alberca para los encuerados ya no era opción. Además, otro tipo de viajantes seguramente encontrarían, en las conductas de los de nuestro tipo, más de una razón para quejarse. Así fue como la mañana lleno de lanchitas la playa, y esas lanchitas se dieron a la tarea de llenar dos catamaranes con una enorme horda de swingers.

      El día estuvo lleno de cosas que hacer. Quitarse la ropa. Hacer snorkel o kayak. Subir de nuevo a los botes. Ponerse la ropa. Bajar a la playa o visitar una casacada. Subirse al barco. Quitarse la ropa. Vestirse nuevamente para bajar a "Las Caletas" y comer. Quitarse la ropa. Reventarse durante un par de horas como si fueran las últimas vacaciones de nuestra vida. Mucha gente que se toca. Que se atreve. Cuerpos que se asolean, que se liberan. Cuerpos que se exhiben de una embarcación a otra, que se provocan. Adultos que saben que la impudicia de la infancia y el calor de las primeras juventudes esconden verdades sobre la felicidad, que son desconocidas para la mayor parte de la gente. El viaje representaba, ingenuamente, una metáfora de nuestro mundo: bajar a tierra, pretender ser normales, y embarcarse nuevamente en una orgía flotante aislada del resto de las realidades.

     Llegamos de vuelta al resort sanos y salvos. Más cansados, quizá. Más bronceados. Más felices. Por la noche, el salón de reuniones se había transformado nuevamente. El tema del vestuario era colores y yo nunca había visto una concurrencia más entusiasmada y más creativacon los trajes. Había brillos y luces y todo tipo de locuras por todas partes. Había incluso una pareja vestida de luces, no vestida como toreros, vestida de luces, literalmente, de luces: focos iluminados que le daban vuelta a sus semidesnudas figuras.

     Al ver la distribución del espacio, elegimos asientos en una de la salas que estaban pegadas a la pista. Acierto. Al poco tiempo de que llegamos inició un espectáculo que nos gustó tanto, que me produjo una suerte de nostalgia. Me explico. Se trataba de un unipersonal de burlesque. Una mujer en ropajes sensuales hacía bromas y animaba al público. Luego, osciló bailando entre dos tubos y un sillón sobre el cual, previsoramente, había colocado a un hombre del público. La música correspondía a la época de Sarah Vaughan, sus prendas al estilo cabaret y su ejecución de  pole dancing era, definitivamente, algo muy contemporáneo. Bailaba, coqueteaba y se desvestía con una gracia que se ve muy raramente en los espectáculos de fiesta swinger. Ahí es donde vino la nostalgia. ¿por qué será tan raro ver buenos shows eróticos? Puedo entender que en el reino de los civiles, la sofisticación haya cedido territorio a lo inmediato de tabledance; que nuestra cultura de lo efímero haya decidido que nadie tiene tiempo de hacer acrobacias cuando lo que quiere la masa es ver chichis. Pero entre los swingers... eso no tiene sentido. Nosotros somos precisamente la raza que decidió hacer de la sensualidad un tipo de vida. ¿Por qué son tan escasos los organizadores de fiestas liberales que se preocupan tanto por la producción de sus eventos? Mientras disfrutaba de esta artista, pensaba que habíamos llegado a un paraíso perdido, a un espacio tan alejado de los shows de strippers con power balads y de las tristes interpretaciones de sexo en vivo que pululan en los clubes de la ciudad.

El sábado fue el pilón


 
Juguetes eróticos Lelo
   La semana terminó oficialmente con salidas el sábado, sin embargo, los cambios de vuelo de último momento y otros ajustes similares, obligaron a muchos a quedarse una noche más en Vallarta. La gente de LLV se sacó de la manga un nuevo truco y organizaron una salida nocturna a un bar del centro. Por supuesto, estábamos más que apuntados.

     Ocurrió, sin embargo, que ese día fuimos a visitar la alberca que ya no era swinger y que de cualquier manera estaba muy nutrida de gente como nosotros. Habíamos estado en los días anteriores, por no se qué rara vibra nuestra, un tanto aislados de los demás, pero como era nuestro último vagón, no lo quisimos dejar ir y cambiamos la estrategia. Nos acercamos a la gente y empezamos a hablar con una pareja que nos dio una buena recepción. Esa pareja nos presentó a otra pareja y esa pareja nos presentó a otra pareja y de un momento a otro, nuestro aislamiento se disipó. Habiendo superado las primeras etapas de  nuestra discapacidad social terminamos la tarde junto a unos nuevos amigos. Como ya todos estaba partiendo a sus habitaciones, pensamos que lo poco casto de nuestra conducta podría, ahora sí, sacar algún escozor entre los huéspedes vainillas. Era una buena señal para retirarnos e invitamos a nuestros amigos al cuarto.

     Aparecieron con su Hitachi en la mano, el de ellos se llama Wandy, y nos alegramos de sabernos cómplices también en eso del amor a las vibraciones con varios caballos de fuerza. Pasamos juntos un buen rato. Sacamos, evidentemente, a Dámaso, estrenamos también un pequeño Lelo que recién compramos en Passion Fest. Terminamos la sesión cansados y muy contentos; para eso es que uno sale de vacaciones. Fue un final de semana muy grato, y lo único que lamentamos fue no haber empezado antes a hacerle la plática a otros, pero en fin, hay épocas y épocas. Cuando se fueron tuvimos que decidir entre hacer el viaje al centro o ir a cenar. Optamos por alimentarnos y luego tomar un taxi que nos reuniera con el resto del grupo.

     Después de la cena subimos al cuarto para arreglarnos. Nos acostamos un segundo... para recuperar fuerzas... el segundo se alargó... se alargó un poco más... y quedamos... en muy poco tiempo... completamente... dormidos. ¿Me estaré haciendo viejo?



     
      
Read More

miércoles, 8 de octubre de 2014

Conferencias en Passion Fest 2014 1/2

A todos los que nos hicieron el favor de acompañarnos en las pláticas que dimos para Passion Fest 2014, de verdad, mil gracias. Para ellos, y para todos los demás, incluimos en este post la presentación de la primera charla sobre estilo de vida swinger, y las notas que utilizamos para darla (la conferencia).



1.-­ No hay nada extraordinariamente raro en ser sw

○ Los clubes no son escenarios de narcocorridos
○ Ni Harems de película del Medio Oriente
○ Ni orgías a lo Eyes Wide Shut
○ Esta plática no trata de convencer a nadie de
nada porque el estilo de vida trata sobre la
libertad del individuo que ha acordado con su
pareja y que busca vínculos de complicidad con
otras parejas

2.-­ Somos, al igual que la mayor parte de los
swingers, una pareja normal
○ Enamorada, comprometida, con amistades de
todo tipo, con familias, trabajos…
○ Pasamos por crisis de pareja, hemos sido
víctimas de los celos…
○ Tenemos fantasías, como todas las parejas, y un
día decidimos cumplirlas
■ Viajar en globo, aventarnos de un
paracaídas, bucear… e intercambiar parejas

3.-­ No hay nada de científico en esta plática, sólo
nuestra experiencia, lo que hemos visto y vivido a lo
largo de muchos años de swinguar y de hacer viajes
con temática swinger a otras partes del mundo.


● 4.-­ Empezamos a tener actividades swinger desde el
principio de nuestra relación.
○ Nos gustaba ver y ser vistos, jugábamos con
otras personas… no lo llamábamos swiguear,
pero nos gustaba experimentar.
○ Como pareja, pasamos por muchas etapas, pero
siempre tuvimos un punto común en el gusto por
el sexo.
○ Aprendimos que este tipo de actividades nos
acercaban más, nos enseñaban sobre
comunicación, nos divertían mucho y nos hacían
muy felices.
○ Tardamos mucho tiempo en definirnos como
swingers, pero ahora el estilo de vida forma una
parte esencial de nuestra vida

5.-­ Las prácticas swinger se refieren a prácticas
sexuales EN PAREJA, y CONSENSUADAS.
○ Los SWINGLES, forman cotidiana del juego,
pero no creemos que se pueda hablar de
SWINGERS que no han hecho un compromiso,
acuerdos, y lazos de complicidad con su pareja.
Se puede tener sexo entre dos, tres, cuatro o mil,
pero definir un estilo de vida, evidentemente
tiene que ir mucho más allá de la cama.
○ Salir de los límites sociales convencionales se ha
llamado, desde siempre, ser LIBERTINO, un
término que frecuentemente, (sobre todo en
Europa, se usa de manera indistinta por
swinger).
○ Otros términos que se suelen usar (aunque no
necesariamente es lo mismo) es echanguiste
(que intercambia), liberal o partner swapper,
incluso antes de las discusiones sobre equidad
de género era común decir wife-­swapping.

6.-­ Lo más importante que hay que entender sobre el
mundo swinger es que se trata de pasarla bien con tu
pareja.
○ Una vida swinger bien llevada trae consigo lazos
muy estrechos, complicidades, mecanismos de
comunicación y de confianza, siempre y cuando
TODO lo que hagamos esté relacionado con el
amor.
○ Algunas veces decimos que “El mundo swinger
saca lo mejor y también lo peor de cada pareja”
○ Por eso recomendaríamos no intentarlo nunca
como remedio a una relación que consideramos
fallida.

7.-­ ¿Cómo comenzar a swinguear?
○ Inicien compartiendo fantasías. Hablen antes y
después del sexo sobre lo que les gusta, les
gustaría y se les antojaría.
○ Hablen mucho del tema, la expectativas pueden
proveerlos de mucha gasolina para relaciones
muy intensas. Atrévanse primero a invitar, en el
plano de la fantasía, a otras personas a su cama.
○ Establezcan puentes de seguridad. Asegúrense
de que cada uno de ustedes tenga claro que el
otro es lo más importante.
○ Asuman a las otras parejas como accesorios.
“Vibradores con patas” Los demás, a la hora de
jugar, son comparsas en una obra en la que
USTEDES y su RELACIÓN son los
protagonistas.
○ Hagan todos los acuerdos que tengan que hacer
para darle prioridad a su tranquilidad.
Establezcan límites claros.
○ ¡SIEMPRE LLEVEN CONDONES!
(Independientemente de los límites que hayan
establecido)

8.-­ En cualquier entorno en el que haya otras parejas,
mantengan sus expectativas bajas
○ Recuerden que una cosa es la película mental
que se contaron y otra la realidad.
○ Hay una diferencia entre lo que tienen ganas de
hacer y lo que las otras personas quieren.
○ Pidan permiso.
○ Sean claros en cuanto a sus límites y a su nivel
de involucramiento.
○ Los entornos swinger son espacios donde se
privilegia el RESPETO.


9.-­ Antes y después de cada aventura HABLEN.
○ Es muy importante no dar nada nunca por
sentado.
■ “Es que como te vi que la estabas pasando
muy bien, asumí que podía irme con ellos al
otro cuarto”
■ “Es que como ella te gustaba mucho, pues
me que quedé con el tipo aunque a mí me
pareció muy desagradable.
○ Hablar nunca sobra y ayuda a establecer
complicidades. Si yo sé sobre la perspectiva de
mi pareja, también soy parte de su historia y
construímos recuerdos juntos. Esto se trata
sobre reforzar los lazos entre ustedes.

10.-­ Nada de lo que ocurra puede poner en riesgo mi
propia armonía. Si sienten que algo no va bien,
aborten la misión.
○ No vayan nunca a una cita si están peleados o
de malas.
○ No cedan a la presión
○ No presionen a los demás.
○ No teman decir que nunca que “NO” y no
cuestionen los motivos por los que otras
personas dicen “NO”

11.-­ El mundo SW es un mundo femenino.
○ Es un espacio natural para ir en contra de las
mecánicas sexuales establecidas, por lo tanto es
lógico que sea un lugar donde se privilegia el
derecho a decidir. La sexualidad, generalmente,
es abordada desde perspectivas muy machistas,
y si estamos en un medio liberal, es lógico dejar
atrás esos prejuicios
○ Son espacios donde la seguridad es importante.
Si yo estoy con mi pareja, me preocuparé porque
ella esté segura. El resto de los asistentes,
también están con su pareja, y tienen la misma
prioridad que yo.
○ Una mujer feliz es una mujer capaz de hacer feliz
a mucha gente, por lo tanto, hay que asegurarse
de que sean felices.
○ Es una generalidad, pero algo hay de cierto en
ello: Sexualmente hablando, para los hombres es
más fácil dejarse llevar y suelen ser las mujeres
las más reticentes. Si cuidamos los detalles, para
que ellas estén en el mejor de los ambientes,
seguramente habremos cubierto también los
estándares masculinos.

12.-­ La palabra swinger, significa que se columpia, y
en ese sentido, la metáfora es muy obvia. Pero su
etimología es más compleja. El término está
relacionado con viajar, ser de mundo, divertirse y
socializar. Digamos que es un equivalente sesentero
al término cool. Lo swinger somos gente cool que
busca precisamente eso en relación a su sexualidad:
viajar, explorar, conocer, divertirse y socializar.
○ En la imagen se ve una Polaroid y un Chevrolet:
Los dos son swingers, y ninguno intercambia
parejas. ¿O sí?

13.-­ La regla básica de conducta en el mundo SW es
“No” significa “NO”
○ Tiene que ver con el respeto básico a los
derechos sexuales de las personas
○ Es muy poco común en el mundo exterior, pero
debería serlo
○ “Uno no siempre hace lo que puede, pero tiene el
derecho de no hacer lo que no quiere” M.
Benedetti
○ No hay que dar explicaciones.
○ No son necesarias las excusas.
○ No se insiste en el asunto.
○ Esta es la razón por la cual los entornos SW son
tan seguros y todos los que estamos ahí
hacemos valer la regla.
○ “Ahorita no” no significa “No”, significa “Ahorita
no”-­ Todo está en la claridad.

14.-­ El resto de las normas de convivencia las
aprendimos en la primaria (En Twitter está el link)
○ Respeta a todos tus compañeritos
○ Pide permiso y da las gracias.
○ Trata de llevarte bien con todos los niños del
salón.
○ Mientras más amiguitos jueguen contigo, mejor
la pasarás
○ Recoge tus cosas y deja los lugares limpios.
○ Se cortés.
○ Ten claros tus límites y respeta los de los demás.
○ ¡No muerdas! Bueno, no muy feo.
○ No hagas a otros lo que no te gustaría que te
hicieran

15.-­ Para hablar de una ética swinger es importante
definirla en relación a la honestidad y al respeto.
○ Conmigo, con mi pareja y con las otras parejas
○ Todo, finalmente, termina remitiéndonos a las
prioridades que establecemos
■ Si yo llego al mundo sw teniendo claro que
lo que quiero es disfrutar de mi relación de
pareja. Entonces, me cuidaré de ser claro,
honesto y de representar un lugar seguro
para la persona que amo.

16.-­ Tendremos una sesión de preguntas y
respuestas pero los invitamos a conocer Jardín de
Adultos, que tiene muchas reflexiones e historias
sobre el mundo swinger y nuestro camino en él. De
hecho, tenemos el blog desde mucho antes de
definirnos como swingers. Twitter, y Facebook







Read More

miércoles, 24 de septiembre de 2014

El sillón swinger: la secuela

Relatos de nuestros encuentros swinger

   Desde que la Pareja Guapa nos invitó a jugar con ellos en su mágico y misterioso sillón, nos entró una suerte de urgencia por conseguir nuestro propio mobiliario swinger. Pasamos incontables horas en Pinterest recolectando ejemplos con la esperanza de, algún día, conseguir un sofá digno de traer convidados a la casa. Hasta que lo conseguimos. El mentado armatoste resultó ser más grande de lo que calculábamos, y hubo que deshacerse de otras cosas para liberar espacio. Valió la pena. Amplio, cómodo, mullido, de forma dinámica y con una elegante tapicería resistente a los fluidos. (El vendedor me lanzó una miradilla suspicaz cuando pregunté por tercera vez sobre las cualidades impermeables de la piel, pero había que estar seguros).
     
     Quiso el destino, que fuera precisamente la Pareja Guapa la que llegara a nuestro departamento después de una cena, de  esas que son tan indulgentes como sofisticadas, de esas que dejan en la lengua una sensación de quiero más pero ya no es comer lo que se me antoja. Entramos en la casa, y por unos momentos, vivimos ese descontrol de no lo teníamos planeado, pero qué emoción, pero qué les sirvo, pero qué pena, por Dios, no tengo nada preparado. Pero teníamos un sillón, y una cuenta pendiente con ellos, una  aventura que empezó cuando los conocimos hace unos meses, y que, por una cosa o por otra, había quedado suspendida. La Guapa es joven, morena. Tiene cara de andaluza, algún pasado mozárabe está guardado en esa genética suya, en ese cuerpo delicado y armónico, que parece haberse inventado para los abrazos.
     
     Afortunadamente, teníamos un sillón nuevo que, ni siquiera en privado, habíamos podido estrenar. Eso era algo bueno que ofrecerle a nuestros invitados. Como hacen los niños, sacamos nuestros juguetes para presumir. Tenemos muchos, los nuestros y los que nos dejaron los Cubanos en el post antepasado. No contábamos con que también ellos cargan con su producción. Nos enseñaron sus amarres, sus vendas, sus vibradores. Les enseñamos a nuestro amado Dámaso, al pene megalómano que pudo haber diseñado Ron Mueck, al fantasmita blanco que tiembla de miedo cuando se acerca a sigiloso un clítoris. Sacamos todo, queríamos que nuestras visitas tuvieran ganas de jugar a muchas cosas. La guapa confesó que el dildo doble rosa le despertaba algunas fantasías postergadas. Mi yo interno sonrió muy fuertemente, porque ese juguete detona en mí un torrente de imágenes muy eficientes. Traté, sin embargo, de mantener la calma.
   
      El Guapo es un tipo interesante, conversa con frescura y tiene ese look confiado de aquellos que han visto en el who is who, lo que nadie más pudo ver. No sé cuál es la excusa, pero empezar a dejar de ver los juguetes y empezar a usarlos es fácil. De pronto, ni siquiera se necesitan. Pero están ahí por lo que se ofrezca. Mariana y la Guapa quedaron una junto a la otra y las cabezas de los dos hombres quedaron entre sus piernas. El sexo de ella es un festín abierto, ella también es una fábrica de orgasmos y extraerlos es, de lo más delicioso. Alternábamos lugares: Mariana, con las piernas muy abiertas se dejaba hacer y deshacer por él. Luego ella me metía en su boca y se arrojaba hacia mí con una paradójica mezcla de fuerza con tersura. Él la penetraba. Mariana gritaba por algo que alguien le hacía. Ellas dos de besaban y se exploraban con la lengua. Él se dejaba comer por cualquiera de ellas.
    
    Yo, yo no sabía a dónde mirar sin excitarme demasiado.

     Entre un jadeo y un grito, pareció una buena idea llenar de lubricante el juguete rosa, la replica larga de un flexible pene de dos cabezas. Mariana se acomodó a un extremo, y cuidó de introducir bien el otro entre las piernas de la Guapa. Pusimos los vibradores en estratégicas posiciones y, al menos yo, pero estoy seguro de que el Guapo tampoco, hubiéramos, en ese momento, imaginado que podría haber un lugar mejor en el mundo. Bocas, sexos, caricias, cuerpos desnudos en donde todo está permitido. De eso se tratan esta clase de aventuras. 

     No supe cuantas veces terminó ella. Ninguna de las dos ellas. Pero fueron muchísimas, hay mujeres en el mundo que no han tenido, en toda su larga vida sexual, ni la mitad de los orgasmos que cualquiera de las dos tuvo esa noche. Yo,  me guardé un poco para la sesión en privado, mientras mejores son los encuentros con otras parejas, más ganas tengo de venirme a solas sobre la mujer que amo.
Read More

lunes, 22 de septiembre de 2014

Nosotros en Passion Fest

Conferencias sobre el tema swinger:

Passion Fest México 2014
Mariana y yo estaremos en Passion Fest dando un par de conferencias, y nos dará mucho gusto verlos por allá. Las pláticas están orientadas a parejas que sienten curiosidad sobre el lifestyle, y queremos que sirvan para disipar dudas, quitar temores y dar información para que, quien se quiera adentrar en este mundillo, pueda tomar mejores decisiones. Hablaremos desde nuestra particular experiencia; hemos llevado este estilo de vida durante mucho tiempo, y seguramente, hemos pasado por etapas muy similares a las de otras parejas. Esperamos poder compartir una historia que sirva de guía a otros.

Las relaciones swinger no son cosa de otro mundo

Viernes 3 de octubre

-¿Quienes somos y por qué somos sw?
- Breve introducción al mundo swinger.
- Swingear es cosa de pareja
Comunicación
Límites
- Fantasías y realidades
-Libertad para elegir
-Los swingers en el mundo
-Códigos de conducta y códigos de ética
-Sesión de preguntas y respuestas 

¿Qué debemos saber antes de iniciarnos en el mundo swinger?

Sábado 4 de octubre

-¿Qué son las prácticas swinger?
-Hablando con mi pareja
-Confianza y límites
- ¿Qué puede salir mal?
-¿Cómo empezar?
-Consejos básicos de seguridad
-¿Clubes, citas o viajes?
-¿Qué puede salir bien?
- Sesión de preguntas y respuestas 


 Ambas pláticas serán parte del programa de Passion Fest, que se llevará a cabo del 2 al 4 de octubre en Expo Bancomer Santa Fé. El 3 de octubre, además, estaremos en la Fiesta de Parejas Sexies.





Read More

miércoles, 17 de septiembre de 2014

La irresistible herencia de los cubanos

Relatos de nuestros encuentros swinger

Augusto Rodin
August Rodin
La lamentable noticia es que, en un buen rato, no podremos ver a nuestra pareja estable, los cubanos. La parte positiva de todo esto es que se irán al encuentro de un buen futuro y de muchas oportunidades. De todas formas, como sabían que nos dejaban con un huequito triste en nuestro corazón de libertinos, hicieron que nuestro penúltimo encuentro (el último fue en Libido y ya hablamos de eso) fuera lo más memorable posible. Así, si nos dejaban como a sus Penélopes de latex, esperándolos indefinidamente por los cuartos oscuros de la capital, al menos lo harían sabiendo que esa última cita en el D.F, habría bien valido una reseña en el Jardín.

     Por deformación profesional o por simple vanidad, me gustan los espejos. Me gustan, por lo tanto, las historias con estructuras que reflejan otras historias, y nuestra historia con los cubanos empezó como una versión primigenia de su despedida. Esta vez, como nos vimos en domingo, en lugar de cena fue comida y ellos llegaron al lugar un tanto antes que nosotros. Hablamos de lo que hablan los viejos amigos, de sus planes y de los nuestros, de su futuro y del nuestro y fantaseamos sobre posibles encuentros en otras latitudes. Después fuimos a su casa. El Cubano preparó café y a la Cubana ya no le dio tiempo de tomárselo. Fue un preliminar breve, seguramente porque queríamos aprovechar los minutos al máximo. El caso es que cuatro figuras perdieron pronto la ropa en la sala, y después el sillón y las sillas ya no fueron escenario suficiente.

     Cambiamos a la recámara después de que sentí en los dedos un par de orgasmos de la Cubana, que me hicieron derretirme como cubito de hielo en guarapo. ¡Qué fácil es adaptarse a esa mujer! Y una sensación similar tiene Mariana con él. Después de esa secuencia de gritos pensé que de verdad los vamos a extrañar. A mí me gusta tanto ver cómo mi mujer se enciende cuando los ve, y se enciende aún más cuando él la empieza a tocar. Me gusta también lo rápido que mis besos encuentran espacio en la piel de ella, lo eficiente que resultan mis caricias, lo hospitalario de un cuerpo que me hace sentir como si lo conociera desde otra vida.

    Sobre la cama jugábamos a tomar turnos: Primero, ella me hacía, luego yo le hacía, después nos hacíamos y Mariana y el cubano también tomaban turnos de idéntica manera. De vez en vez, volteaba a mirar a mi esposa que me sonreía con ese gesto polimorfo que mezcla bien la excitación con la travesura. Cuando ella me mira, mientras se deja llevar por otro hombre, hay una historia nueva, un cuento de seducción que se remonta a  muchos años atrás. A cuando nos conocimos. A cuando todo era secreto y era nuevo. En aquél entonces, en sus ojos, al apretarnos muy fuerte para estar lo más cerca posible del otro, podía ver lo profundo de un túnel y un pequeñísimo e intensísimo brillo en el fondo. Del otro lado, sabía que estaba el futuro, pero me quedaba muy lejos y no lo podía ver. Desde esta orilla, mientras Mariana rodea con brazos y piernas al Cubano, me llega desde el fondo de sus ojos el brillo que mana de tantos años de complicidad. Miro con lujuria hacia nuestro pasado, desde un mundo distante, un mundo conocido y donde nada es secreto.

    Terminamos la sesión. Los cuatro desnudos, sudados y cansados. Tuvimos tiempo para los arrumacos y besos postcoitales (esos que me encantan). También pudimos comer postres de chocolate todavía en la cama y consentirnos los unos a las otras. Ellos tendrán que viajar ligeros, dicen. Mientras menos carga mejor, dicen. Sacan entonces su cofre de tesoros, una maleta donde guardan todos sus juguetes para adultos. Nos la obsequian. Pilas y todo.  En ese envoltorio había muchas horas invertidas, capítulos enteros de una pareja que se va de compras juntos y planea el siguiente límite que habrán de descubrir. Dos personas y muchas noches y tardes y mañanas para encontrar los puntos más sensibles, los lugares más recónditos de la psique de la persona que aman. Esa colección es el pináculo de los secretos, es el arcano con el que se invocan los orgasmos más intensos, la fórmula de convertir lo cotidiano en un ritual iniciático para dos, y luego para cuatro, y luego para seis...

      Esa fue la herencia que nos legaron nuestros queridos cubanos. La buena noticia es que, nos deja muchos chirimbolos divertidos para entretenernos en lo que tenemos ocasión de volver a jugar con ellos.

Read More
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Archivo del Blog

Powered By Blogger · Designed By Seo Blogger Templates