El sexo como debe ser

Todo es fiesta y celebración en los trazos de Szekely. Este ilustrador de la primera mitad del siglo XX retrata sin reservas un mundo orgiástico y sin pudor. En él, el sexo es una excusa para la libertad y para la imaginación. Lo que pueda ocurrir en el interior de la mente, puede externarse alegremente y sin filtros ni temores, para demostrar que, en la cama, todos somos, igualmente humanos.








Share on Google Plus

About Diego (siempre con su Mariana)

Diego y Mariana se conocieron hace un suspiro de dos décadas. Se quedaron juntos y aprendieron, a la buena y a la mala, las mil maneras de construir una relación. Pronto se dieron cuenta de que el sexo era el más emocionante laberinto y decidieron navegar sus rincones en pareja. Empezaron a escribir lo que les sucedía, sólo porque parecía lógico. Se sentía divertido y así descubrieron que la participación de los demás ayudaba a que las sensaciones estallaran con mejor algarabía. Les gusta jugar con otros. Les gusta follar con otros y les gusta que otros vengan a visitar su Jardín, lo exploren y se vuelvan, al leerlo, compañeros de aventuras.

Aleatorias del pasado