Erótica y sensualidad en oníricas esculturas-


Principalmente con madera, pero mezclando otros varios materiales, John Morris, un británico con residencia en Australia logra crear escenarios con cuerpos femeninos dotados de belleza e ingenio. Sus creaciones combinan un ideal femenino con elementos fetichistas que convierten el sujeto en un espacio para la ensoñación. Nada hay que haga al espectador pensar en lugares comunes, y sin embargo, mucho es lo que se puede encontrar de familiar en su trabajo, tal vez porque, de alguna forma, todos deseamos acariciar esas estilizadas siluetas.
     Si alguien tuviera algunos miles de dólares sobrantes y estuviera pensando en mi regalo de cumpleaños, Lethbridge Gallery es la responsable de la comercialización de estas maravillas.

Esculturas eróticas de John Morris

Sexy batichica. Sensual chica murciélago en madera

Mujer con alas y prótesis. Escultura erótica de John Morris

Mujer desnuda con alas de mariposa y mapa

Escultura sensual de una mujer con alas y correas

Sirena sensual con corra de natación, lentes y guantes largos

Mujer con jeans y torso descubierto. Escultura de John Morris




Share on Google Plus

About Diego (siempre con su Mariana)

Diego y Mariana se conocieron hace un suspiro de dos décadas. Se quedaron juntos y aprendieron, a la buena y a la mala, las mil maneras de construir una relación. Pronto se dieron cuenta de que el sexo era el más emocionante laberinto y decidieron navegar sus rincones en pareja. Empezaron a escribir lo que les sucedía, sólo porque parecía lógico. Se sentía divertido y así descubrieron que la participación de los demás ayudaba a que las sensaciones estallaran con mejor algarabía. Les gusta jugar con otros. Les gusta follar con otros y les gusta que otros vengan a visitar su Jardín, lo exploren y se vuelvan, al leerlo, compañeros de aventuras.

Aleatorias del pasado