FAQs del lifestyle

Instrucciones para la vida sw

FAQ del lifestyle

Nos gusta contestar preguntas. Nos gusta dar la información que, cuando nosotros empezábamos, hubiera sido útil. Supongo que por eso, muchas parejas que, de alguna manera, le coquetean al lifestyle se nos acercan con toda clase de dudas. Muchas de éstas, como es lógico, se repiten y por eso me pareció importante escribir una especie de antología con las dudas más comunes sobre el estilo de vida swinger. Habrá quien quiera usarla para hacer sus pininos en este mundo. Habrá quien la tome como una charla de almohada. Habrá swingers más experimentados que puedan discutirla con sus amigos después de una acalorada orgía. En fin, el punto es darles, queridos lectores, una herramienta que los ayude a tomar mejores decisiones y a cuestionar algunos de los conceptos que ya tienen establecidos.

1.- ¿Qué es el swinging?

Se refiere a actividades consensuadas en las que una pareja estable y afectivamente monógama decide compartir su sexualidad con otras parejas. Es esencialmente una práctica para parejas ¿hombre-mujer? que pueden incorporar a otras parejas, a individuos o a grupos enteros. Lo importante es que el vínculo emocional primario, es decir, la pareja, se mantenga como unidad.

2.- ¿Qué tipo de personas hacen esto?

Todo tipo de personas. Podemos encontrar parejas sw en todos los estratos sociales, económicos y culturales. Algunos tienen mucho dinero, otros son figuras públicas, hay quienes reciben salarios quincenales y hacen lo imposible por hacerlos alcanzar, entre los swingers hay personas con grados de estudios muy bajos y también con doctorados. En fin, hay de todo. Sin embargo, hay un número de características que encontramos con frecuencia. Son parejas muy unidas y comprometidas el uno con el otro. Tienden a ser gente que privilegia la familia. Son personas muy divertidas y francas. Parecería que estoy vendiendo a los de mi clan. Más bien, hablo desde un conocimiento muy profundo del grupo. Lo común entre nosotros es el tipo de historias que hemos vivido y para casi todos nosotros, llegar al lifestyle, ha sido resultado de procesos similares. La sociedad sw no es una sociedad perfecta, pero sí está constituida por individuos que, en su mayoría, dejaron atrás muchos vicios morales de la cultura tradicional.

3.- ¿A qué edad es conveniente comenzar en el swinging?

Puesto que cada pareja es distinta y con una historia de vida diferente, no hay una edad correcta. Empíricamente podemos decir que la edad promedio está alrededor de los 40, pero es un juicio muy sesgado. Por un lado, en los últimos años hemos observado una gran incorporación de gente joven. Estamos hablando de parejas que rondan los veinticinco. Por otra parte, hemos visto adultos muy mayores disfrutar como niños del estilo de vida. Durante algún tiempo yo defendí que lo mejor era estar entre los treinta y los treinta y cinco años. Después crecí, y ahora, por supuesto, defiendo que entre los cuarenta y los cuarenta y cinco. Evidentemente, mi perspectiva cambiará. El swinging es un ejercicio de libertad y de amor. ¿A qué edad es mejor ser libre y amar?

El swinger no es una varita mágica que resuelve problemas de pareja. Las razones por las cuales una pareja se mantiene enamorada o no poco dependen de sus conductas sexuales.

4.- ¿Swinguear hará que mi matrimonio mejore?

El swinging no es una varita mágica que resuelve problemas de pareja. El matrimonio, como bien lo sabe quien ha estado casado, es un complejísimo sistema en el que muchas variantes entran en juego. Las razones por las cuales una pareja se mantiene enamorada o no poco dependen de sus conductas sexuales. Sin embargo, una práctica como esta funciona como catalizador. Todo lo que trae una pareja consigo cuando entra al estilo de vida se magnifica. Lo bueno y lo malo. La mayor parte de los experimentados recomiendan entrar aquí con una relación sólida y un compromiso de pareja muy fuerte. En ese caso, es muy probable que los lazos emocionales se afiancen y que la complicidad les enseñe mucho sobre ustedes, sobre su comunicación y sobre sus capacidades de amar. Si por el contrario, vienen con una relación egoísta y son aficionados a hacerse daño, nosotros sugeriríamos primero resolver esos temas y luego adentrarse en este mundo. Me permito un símil. Correr maratones, por sí mismo, puede ser una práctica muy saludable para mis pulmones, pero en el caso particular en el que me encuentro (una pésima condición física y un sistema respiratorio que da lástima) si sometiera mi cuerpo a la exigencia de ganar en una de estas carreras, probablemente moriría en el intento.

5.- Bueno, pero swinguear es mejor que ser infiel ¿no?

Supongo que sí, pero tampoco estamos hablando de lo mismo. El swinging le da a todos la variedad sexual que la mayor parte de las personas en una relación estable, añoran. En ese sentido, pues sí, elimina el incentivo de buscar la novedad en otra cama. Pero la infidelidad es la ruptura de un convenio de pareja y esa ruptura, no necesariamente está vinculada con lo deseable o no que sea mi nueva compañera de trabajo. La fidelidad en los matrimonios monógamos, como el mío, se basa en estar convencido de que yo no necesito nada que esté fuera de mi hogar. Esa premisa puede o no ser cierta para otros matrimonios swingers, pero si no lo es, no tiene nada que ver con la condición sw de la pareja en cuestión. 

     Por otro lado, el lifestyle, enseña a las parejas a comunicarse de maneras más eficaces. De tal suerte, que un matrimonio sw tiene, en general, muchos más recursos para resolver las vicisitudes de la vida en pareja.

6.- ¿Cómo maneja los celos una pareja swinger?

En esto no hay formas únicas y no me queda sino hablar de nuestra propia experiencia y de lo que hemos visto en otros. Para algunos los celos son parte de la excitación. Les gusta experimentarlos, porque, en dosis moderadas, salpimientan sabrosamente sus encuentros sexuales. El chiste es mantenerlos en un nivel en el que se puedan controlar y apelar a  preguntas control y a certezas para estar seguros. ¿Qué es una pregunta control? Una verificación que sirve para saber que todo está bien. Pueden ser tan simples como: ¿Me quieres? o ¿Verdad que cuando estemos solos me vas a coger así de rico? o responder a códigos secretos de esos que solo entiende  cada pareja.

        Para Mariana y para mí los celos se mantienen fuera del panorama porque hace mucho tiempo entendimos que nuestros compañeros de juego eran juguetes animados quienes, por mucho que queramos, nada tienen que ver con nuestra relación de pareja. Mariana asegura que sus celos desaparecieron el día que entendió que yo no buscaba nada en otra parte. Para mí, los celos tienen que ver con un sistema de propiedades en el que no creo y que por lo tanto, pocas veces me hace mella. Ahora que, cuando esto ocurre, es importante tener anclas de las cuales asirse.

     Tenemos reglas, por ejemplo, que nos obligan a abandonar cualquier situación en que uno de nosotros se sienta incómodo, menospreciado o, simplemente, celoso. Si yo sé que mi mujer está dispuesta a dejar a un lado cualquier cosa, por mucho que la esté pasando bien, con tal de que yo no esté incómodo, entonces las inseguridades propias de los celos, se desvanecen. Ni siquiera tengo que usar mi súperpoder, saber que lo tengo me da todas las certezas que necesito para dejar a un lado los celos ya que éstos se cultivan, después de todo, en la inseguridad. Esta es una de las razones por las cuales siempre recomendamos a las parejas que inician, ir a la velocidad del que va más lento.

"Nosotros, los swingers, generalmente mezclamos el sexo con diversión y, en muchos casos, con amistad. Esas mezclas son, en efecto, explosivas pero inocuas."

7.- ¿Pero es sólo sexo, no?

Decir que algo es "sólo sexo" es hacer que un fenómeno complejo suene como si fuera sencillo. ¿Sólo sexo? Estamos hablando de uno de los principales motores de la humanidad, de uno de los bienes de consumo más manoseados, de la  razón principal de tantas gracias y desgracias. Y al final de la historia, es cierto: el sexo no es para tanto. Tal vez el problema radica en que el sexo viene siempre acompañado de algo más (poder, amor, dinero, salud) y estas combinaciones sí que hacen de él, para bien o para mal, un ingrediente brutalmente protagónico. Nosotros, los swingers, generalmente lo mezclamos con diversión y, en muchos casos, con amistad. Esas mezclas son, en efecto, explosivas pero inocuas. 

     El secreto está en devolverle a la sexualidad una de sus principales características: lo lúdico. Esta capacidad de jugar por jugar sin tener, como dice el de Jaén, que morir o matar, es esencial para el estilo de vida. 

     Así que "sólo sexo" no lo creo; sexo con... muchos reactivos positivos que sacan lo mejor de su potencial y lo convierten en una extraordinaria droga recreativa.

8.- ¿Y si, después de experimentar con otras personas, mi pareja prefiere el sexo con alguien más a estar conmigo?

Eso va a pasar, pero no tiene por qué ser una cosa mala. El sexo nos gusta por múltiples factores, uno de ellos es la novedad. Durante una sesión de swinging hay mucho de eso. Personas diferentes, entornos distintos, emociones que nunca habíamos sentido y, por supuesto, técnicas diversas. Cuando encontramos en este ambiente aquello que veníamos buscando, obviamente, lo disfrutamos mucho. Mi pareja, no será la excepción a esto. Si encuentra una serie de elementos óptimos, seguramente gozará enormemente aquello que le está sucediendo. Eso no quiere decir que otros forniquen mejor que tú. Puedes relajarte.

     Decíamos hace unas preguntas, que parte del viaje sw consiste en aprender a disfrutar la felicidad de nuestra pareja y asumirla como una aventura que estamos realizando juntos. De esas situaciones nuevas hay mucho que yo puedo aprender sobre mí y sobre la persona que amo. ¿Se te había ocurrido que si la tocabas de tal o cual manera ibas a producir ese efecto? Bueno, pues ahora ya lo sabes y hay mucho de esa sesión que pueden llevar a su cama y a sus sesiones privadas.

    Tu pareja no está contigo sólo por la manera en la que follas. Seamos sinceros, si así fuera te habría dejado ya hace un buen rato. Ustedes están juntos porque comparten una vida entera con metas, conflictos, complicidades, códigos e intereses en común y un largo etcétera. Su vida matrimonial, al contrario de como nos lo hace creer la moral tradicional, no se define sólo con lo que sucede en la alcoba. El swinging puede ser, precisamente, una de tantas cosas que compartan juntos. Imaginen poder tener con su cónyuge, las mismas conversaciones que tienen con sus mejores amigos o amigas. Hablar de sexo, de porno, de fantasías, de graciosas vulgaridades... Bueno, pues la mayor parte de los swingers tenemos ese privilegio.

9.- ¿Qué hay sobre los riesgos de contraer ETS?

Este, quizá, sea el punto en el que vale más la pena matizar. Primero habría que asegurar que toda actividad sexual conlleva riesgos, y que los que estamos dentro de este ambiente hemos tomado la decisión informada de asumir esos riesgos. Lo segundo que hay que considerar es que no existen datos confiables ni estadísticas que nos permitan hacer un diagnóstico real de las probabilidades de infección dentro de la comunidad. Lo que sí existe en el imaginario colectivo es la certeza de que quien disfruta el sexo debe ser castigado. Este prejuicio está tan arraigado que constituye el centro del debate de muchos temas relacionados con derechos sexuales. En ese sentido, es importante diferenciar entre la amenaza real y lo que yo llamo "el inconsciente deseo de los envidiosos". 

    Una pareja swinger no está más expuesta a enfermedades de transmisión sexual que un soltero con vida sexual activa. Sin embargo, estos dos casos no son estudiados con la misma valoración. Se presupone que un soltero tiene un riesgo, digamos, igual a A. Y ese es un riesgo habitual, controlado y dentro de la norma. Por lo tanto, sugerimos el uso del condón y no hablamos más del tema. Las personas casadas, por otro lado, no tienen nunca vida sexual fuera de los límites del casto matrimonio. Su riesgo es 0. Suponiendo sin conceder, que tanto swingers como solteros sexualmente activos tuvieran un índice de riesgo igual, el valor A de la pareja sw se percibe como mayor a 0, por lo tanto, alto. Mientras que el valor A del soltero se percibe como normal. ¿Ven hacia dónde me dirijo? Cuando se habla de "lo peligroso de las relaciones sexuales grupales" generalmente se habla con un tamiz mucho más moral que científico.

     Tenemos que considerar también otras cosas. No es verdad que el riesgo de un soltero con vida sexual activa y el riesgo de una pareja swinger sean el mismo. Los swingers solemos estar obsesionados por la seguridad porque estamos embarcados en un viaje con la última persona en el mundo a la que quisiéramos dañar. Eso es un móvil poderoso. ¿Han notado como cuando la gente lleva a sus hijos en el coche son mucho más cautelosos para manejar? El mismo fenómeno ocurre. A la gente sw, por lo general, no le gana la calentura ni se le olvidan los preservativos. Dos personas piensan mejor que una, y en una pareja, casi siempre, alguien puede mantener la cabeza fría. Por otro lado, cuando nosotros salimos de club o de cita lo hacemos con la plena conciencia de que vamos a follar, a ninguno nos agarra el sexo por sorpresa. La comunidad SW es, en buena medida, un círculo de acción muy cerrado, y aunque hay ETS como en todos lados, estas suelen detectarse pronto y tratarse rápidamente. 

     En la vida civil, la gente no le dice a su pareja con quién estuvo. De manera que un bicho puede dar muchas vueltas antes de que alguien lo detenga. En la vida civil, las personas no suelen hacerse chequeos regulares. En la vida civil, a mucho se les olvidan los preservativos y muchos otros no están educados sobre el uso correcto de métodos de prevención. 

     Resumiendo. Hay riesgos. Esos riesgos no son mayores en la vida sw que en la civil. Los swingers responsables minimizan esos riesgos. Mantener esos riesgos minimizados es un esfuerzo de toda la comunidad y nos beneficia a todos. 

10.- ¿Cómo es la mejor forma de empezar en el medio swinger?

Hemos escrito infinidad de artículos al respecto y en todos aseguramos que no hay recetas. Hay muchas formas y cada pareja tendrá que descubrirlo por sí misma. Te dejamos aquí unos links:

     Kit para swingers novatos
     Ser swinger en México 2 (para tener éxito en un club)
     5 preguntas que hacerle a tu pareja antes de empezar
     Infografía: 10 pasos para su primera experiencia swinger 
   

     De todas maneras, déjanos explicarte lo básico. Lo más importante para empezar es encontrar a otras parejas, o individuos, con quienes compartir sus primeras aproximaciones. Estas otras personas se encuentran básicamente en tres lugares: Fiestas y Clubes, Redes Sociales y Viajes.

    Clubes y fiestas swinger. En la Ciudad de México hay muchísimas opciones. Libido, Coliseum, Dreams, Púrpura y Lupita Roma son, PARA NOSOTROS, las mejores alternativas.
Recomendamos:

  • Reserven con anticipación.
  • Respeten el código de vestuario de la noche.
  • Vayan preparados para consumos mínimos.
  • Mantengan el alcohol bajo control.
  • Atrévanse a hablar con otras parejas.

     Redes sociales. Últimamente se ha puesto de moda utilizar redes abiertas para conocer a otras parejas del estilo de vida liberal. Aunque en Twitter se ha creado una comunidad muy importante, utilizar este tipo de redes como plataforma real de contacto no es una buena idea. En principio estamos hablando de ambientes sin ningún tipo de moderación a los que cualquiera puede acceder. Es, por lo tanto, un tema de seguridad básico. Además, son entornos en el que la valía de una pareja está vinculada a su popularidad y número de seguidores y no necesariamente a los criterios de selección que ustedes usarían al buscar compañeros de cama. Por lo tanto, usar Twitter puede ser muy bueno para ir a echar relajo y a cotorrear con personas a las que ya conocemos, sin embargo, nosotros sugerimos siempre utilizar redes sociales cerradas y especializadas en el ambiente swinger como SDC.

     SDC es una red de paga que favorece el encuentro entre parejas swinger mediante sistemas de validaciones y geolocalización. Tiene presencia en todo el mundo y cuenta con cerca de 5,000,000 de usuarios. Se anuncian también ahí fiestas, clubes, hoteles, diferentes productos para aderezar la vida sexual de las personas y alrededor de ella existe una sólida comunidad sw.
   
     Viajes. Un viaje es una gran manera de introducirse en la aventura. Básicamente el espíritu se encuentra más dispuesto a probar cosas nuevas. Hay muchas alternativas y en este blog hemos comentando casi todas. Pueden también leer este artículo que publicamos en Medium. El mundo de los viajes sw es un mundo enorme y vale la pena explorarlo todo aunque, por obvias razones, hay que contemplar un presupuesto holgado. Recomendamos empezar por aquí: El Pistache, Amantina, SDC Travel y Desire.

La mayor parte de las parejas que comienzan a experimentar con el sexo en grupo encuentran que su vida sexual matrimonial se vuelve mucho más excitante. Algunos llaman a ese fenómeno "el recalentado".

11.- ¿Qué sigue después del intercambio de pareja? ¿Vamos a poder seguir disfrutando de nuestra vida sexual habitual o tendremos que avanzar por otros caminos cada vez más oscuros?

Una de las concepciones más terribles y equivocadas que tenemos sobre el sexo es la de compararlo con una escalera en la que se avanza en una sola dirección. No hay nada más falso. El sexo es aquello que queramos que sea y aquello que queramos disfrutar de éste. Hay parejas en el estilo de vida swinger, por ejemplo, que nunca llegan a hacer  intercambios completos. Sólo les gusta ver, que las vean y, en todo caso, jugar un poco con otros. Eso está bien. Ahí pueden pasar toda su vida si eso es lo que les satisface. Hay otros que llegaron al swing con un número de fantasías en mente y, al haberlas cumplido pronto, decidieron buscar fantasías nuevas. Puede ser, también, que prueben un par de veces, queden contentos pero decidan que prefieren regresar a su vida vainilla. Todo se vale.

     Sabemos de facto que la mayor parte de las parejas que comienzan a experimentar con el sexo en grupo consensuado encuentran que su vida sexual matrimonial se vuelve mucho más excitante. Algunos llaman a ese fenómeno "el recalentado". Una vez que se ha vivido un momento de sensualidad explosiva, lo que nos quedan son recuerdos que pueden revivirse en privado una y otra vez. La cercanía que fomenta el lifestyle brinda a las parejas un entendimiento muy grande sobre ellos mismos y su intimidad.  De tal suerte, que se construye una enorme cercanía que se traduce en mejor sexo aún lejos de la experiencia inicial.

12.- ¿Puedo ser swinger si no tengo pareja?

     No, no puedes. Hemos dicho que el swinging se refiere a las actividades sexuales de una pareja que decide compartir su sexualidad con otros.  Lo que sí puedes es acercarte o ser parte del ambiente swinger para que puedas estar dentro de la vida y la cama de esas parejas que quieren abrirse a otras personas. Al respecto, hemos escrito un par de artículos que tal vez quieras leer:

     Singles, swingers y swingles vol. 1
     Singles, swingers y swingles vol. 2

13.- ¿El swinging es, en realidad, un estilo de vida? 

    Para muchas personas (como nosotros, por ejemplo) es, en efecto, un estilo de vida. La mayor parte de nuestras decisiones giran en torno al mundo sw: nuestros presupuestos familiares, los lugares en donde pasamos las vacaciones, la mayor parte de nuestros amigos... en fin. Pero ni lo es para la mayor parte de las parejas, ni tiene por qué serlo. Para la mayoría, swinguear es algo que se añade al menú de actividades sexuales de una pareja, y ya. Otros tienen mayores grados de involucramiento, y disfrutan mucho de las condiciones parasexuales que rodean al fenómeno, por ejemplo: socializar en entornos más libres. 

   Hay que entender que el swinging no es una condición inmutable que una vez contraída permanezca para siempre, es una práctica voluntaria, divertida y emocionante. También bucear es una práctica voluntaria, divertida y emocionante. Uno puede pasar toda la vida bajando a 30 mts. de profundidad, volverse buzo de cavernas, o simplemente ir a Cozumel alguna vez y contratar un tour para ver pecesitos. El grado de intensidad con el que nosotros decidamos realizar cualquier actividad no define a la actividad, nos define a nosotros. El punto es que lo que hagamos, lo hagamos porque nos gusta, porque nos hace felices y porque queremos hacerlo.

14.- ¿Qué pasa si mi pareja hace click con una persona, pero su pareja no me gusta para nada?

Nada. Pasa que no se armó y ya estuvo. Debemos aceptar el hecho de que es muy difícil que dos personas tengan el mismo puntaje es su grado de atractivilidad. Sobre todo si ese puntaje está determinado por otras dos personas. Hay demasiadas variantes subjetivas en juego. Ahora que, todos tenemos un espectro más o menos amplio en el que, lo mismo, entran aquellos con los que me muero de ganas de pasar la noche entera y aquellos con quienes podría, si las cosas se dieran, si el ambiente es propicio, si la luz es adecuada y si, además, no tengo nada mejor que hacer, tener sexo.
   
     Nosotros creemos que es importante que, como pareja, mantengamos estándares realistas en cuanto a nuestros gustos. Si Natalie Dormer es mi mínimo aceptable, claramente me voy a quedar sentado toda la fiesta (sobre todo cuando me tope con un equivalente y me rechace, básicamente porque yo no me parezco a Chris Hemsworth). De ahí la famosa frase de Mariana: El que escoge no coge. También creemos que un cierto rango de tolerancia y de espíritu de equipo hará que los dos se la pasen muy bien. Si a un miembro de la pareja le gustan todos y al otro no le gusta nadie, pues tampoco jugarán nunca. Entonces, habrá que flexibilizarse un poco.

      Sin embargo, lo fundamental es que ninguno de los dos haga algo de lo que no estén convencidos. En el extremo, a mí me encanta una chica y a Mariana el esposo de ella, le produce arcadas, la solución es muy clara: nadie puede sentirse presionado para estar con alguien con quien no quiere estar. Punto. Ahora que, si el tal esposo está, aunque sea en el grado más bajo, en el espectro de tolerancia de mi mujer. Ella (subrayo) ella, ya sabrá si quiere tomar una por el equipo e invitarlos a jugar.
   
     Si quieren leer más: aquí hay algo al respecto: Tomar una por el equipo

15.- ¿Hay que usar seudónimos o mejor nuestros nombres reales?

Depende de ustedes y de sus condiciones particulares. Existen dos tipos de seudónimos: Los screen names, handles o usuarios que se usan en redes sociales en las que, obviamente, no quieren usar sus nombres completos con apellidos, fotos y RFC. Éstos son del tipo mexicouple o SexyG33k5, por citar un par de ejemplos famosos. No significan nada para quienes no los conocen, pero de alguna manera crean una identidad en línea con personalidad propia y proveen algo de información sobre la pareja que está detrás de éstos. Ya, una vez dentro del ambiente, ustedes decidirán si quieren o no revelar sus nombres verdaderos. En caso de que decidan mantener su identidad civil oculta, la sugerencia sería que se mantuvieran firmes con el nombre que eligieron, para evitar confusiones.

     Si unos los conocen como Juanito y Pepita pero los demás creen que se llaman Henry y June, ¿Cuánto tiempo creen que pasará antes de que, por descuido, confusión o franca mala leche, alguien comparta su nombre verdadero con quienes ustedes no lo querían compartir. Es mejor si todos en la comunidad los conocen por el mismo apelativo.

16.- ¿Qué cuidados de higiene hay que tener?

Este es un tema muy vasto que da para varios artículos que espero escribir pronto. Pero como esta es una guía rápida para iniciarse en el estilo de vida liberal, habrá que reducirlo a sus mínima expresión y recomendarles que vean este video de Mariana no da consejos: Swingers, enfermedades de transmisión sexual

Usen condón siempre.
Usen condones también cuando compartan juguetes.
Carguen toallas desinfectantes para limpiar los juguetes y las manos.
Háganse chequeos médicosy análisis clínicos regularmente.
Mantengan a su ginecólogo informado de sus actividades.
Vacúnense contra VPH. (En el Instituto Nacional de Nutrición es muy barato).

17.- ¿Cómo saber si un perfil en línea es confiable o no?

Si han optado por conocer parejas en línea, entonces el paso uno es asegurarse de estar en una página de contactos cerrada y especializada en la comunidad swinger como SDC. Una vez ahí, el primer filtro de seguridad está resuelto ya que, al menos sabemos que estamos tratando con personas realmente interesadas en el swinging. Esta página funciona con sistemas de validaciones, es decir, otras parejas hacen comentarios tipo Trip Advisor sobre los perfiles. Un número considerable de validaciones y comentarios positivos refleja que detrás de ese perfil hay una pareja real, confiable y con cierto peso en la comunidad. Además, si esas validaciones están otorgadas por otras personas que ustedes conocen y en las que confían, eso agrega valor. 

     Independientemente de esto, es importante fijarse en detalles que revelan que estamos hablando con parejas compatibles. Cada uno de nosotros considera importantes un número de características. Por ejemplo, Mariana y yo nos fijamos en que la información escrita esté bien presentada y con alguna corrección en el uso del lenguaje. Habrá para quienes sea importante que las fotografías sean cuidadas y de buen gusto. Habrá a quien le guste saber que determinada pareja fuma o no fuma. Todo esto será según las preferencias de cada quien. Lo importante es fijarse en el cuidado que las otras persona pone en su perfil en línea y en la manera en la que se comunica con ustedes. Si algo no les cuadra, nuestra sugerencia siempre será que confíen en su instinto. Ya habrá, después, oportunidad de comprobar si sus sospechas eran o no infundadas. En este momento, ¿para qué arriesgarse? 

18.- ¿Qué pasa si queremos probar el mundo swinger pero no estamos listos para intercambiar parejas?

El intercambio sexual de parejas no es una obligación. Es algo que muchos swingers hacemos porque nos gusta, nos divierte y, sobre todo, nos excita mucho. Sin embargo, hay infinidad de prácticas que son bien vistas en el ambiente. Algunos entran de clavado, y desde el día uno participan en orgías desmesuradas. Otros prefieren remojar primero los pies, y si todo va bien, quizá eventualmente se den un chapuzón. No hay reglas. Es posible ir a clubes y fiestas a sólo ver y socializar. Puede ser que decidan jugar un poco con otra pareja. Besos, caricias y hasta sexo oral se considera soft swing, y es también muy válido y divertido. En cualquier lugar medianamente serio les dirán lo mismo: nadie está obligado a hacer nada que no quieran. Inclusive, una vez que estén en pláticas con otra pareja, no se sientan comprometidos a dar el siguiente paso. La mayor parte de la gente sw somos muy empáticos en ese sentido.
     Tampoco hay ninguna ley que obligue a una pareja a avanzar en determinado tiempo. A nosotros, por ejemplo, nos llevó más de diez años pasar del soft al full swap (intercambio de parejas con sexo penetrativo) y conocemos parejas que pasan toda su vida sw disfrutando solamente de ver y ser vistos. Insistimos, el sexo no es una escalera que haya que subir, es un parque de diversiones.

Entre los miedos más grandes de los swingers está el de ver su clandestinidad comprometida topándose con alguien de la vida vainilla. Creo que todos los que llevamos algunas horas de vuelo tenemos una historia que compartir al respecto.

19.- ¿Qué hacemos si nos encontramos a un conocido?

Entre los miedos más grandes de los swingers está el de ver su clandestinidad comprometida topándose con alguien de la vida vainilla. Creo que todos los que llevamos algunas horas de vuelo tenemos una historia que compartir al respecto.  Por supuesto, habrá matices que harán que la anécdota sea más o menos significativa, pero en términos generales, no pasa nada. Quienes se encuentran en un club o en una fiesta están en igualdad de condiciones. Lo más civilizado es, por supuesto, ir a saludar. Seguro podrán, después, reír juntos. Nosotros tenemos un post al respecto que puedes leer aquí:

     Cuando te encuentras a un conocido

20.- Pánico escénico: ¿mito o realidad?


Realidad, y mucho más común de lo que se dice. Ya está todo listo y los participantes más que dispuestos, pero a la hora de la hora... Algo no funciona. Son los nervios, la presión, la novedad, algún olor, en fin, un sinnúmero de razones. La verdad es que las cuestiones orgánicas y sexuales no tienen palabra de honor. Un hombre puede no conseguir una erección o una mujer puede sufrir un ataque de pánico y el orgiástico idilio que todos imaginaban se viene, sencillamente, abajo. No pasa nada. Todos hemos estado en situaciones similares. Recordemos que una sesión de swinging no es una oportunidad de oro a la que haya que coger en cuanto se aparezca, so riesgo de no volver a tenerla jamás. Es, sin duda, un evento increíble y muy emocionante. Pero no es grave si, esta vez, se nos escapa de las manos. Detrás vendrán otro millón de ocasiones.
 
     Lo verdaderamente importante es no dejar que el mal humor, la culpa o, francamente, la mala leche, arruinen un buen momento. Si no se pudo coger, no es malo. Alguna otra cosa se podrá hacer (fajar, chupar, masturbar...) y en, en el peor de los escenarios, siempre pueden terminar los cuatro disfrutando de unos ricos tacos. El punto es no centrar toda la buena vibra de la noche en el coito. El swinging es mucho más que eso. Es, en principio, la posibilidad de hacer algo divertido y emocionante con tu pareja. Si, por no poder follar, arruinan lo divertido y lo emocionante, entonces sí habrán dejado ir algo valioso.

21.- ¿Qué significan todas las palabras que usan los swingers?


¿Soft, full, blizz, vainilla? Hay muchas palabras que sólo la gente del ambiente entiende. ¿Cómo puedo saber qué significan? Primero, te recomendamos ver éste video de Mariana no da consejos: Diccionario del mundo SW.

     Pero, de todas formas, te damos una brevísima explicación de términos sw.

soft: que no hace intercambio completo
full: que sí lo hace
vainilla: que no es sw
playroom: cuarto, casi indispensable, en el que ocurre la magia
cuckold: ella juega, él no. (Hay un componente de humillación y dominación en ello)
stag & vixen: ella juega, él no (Sin el componente de humillación y dominación)
cuckquean: él juega ella no
gangbang: muchos hombres, una sola chica
unicornios: chicas solas en el mundo sw
single: chico solo en el mundo sw
cazadores: parejas que saben ligar
icebergs: parejas que no son muy buenas para pasar de las palabras a los hechos
   (Fun fact: El término lo inventó el señor Medici y la magia del internet se encargó de hacerlo de uso común)
blizz: Blizz no significa absolutamente NADA. NADA. Alguien inventó que el término significa que las chicas jueguen sin intervención de los hombres y en México se puso de moda usarlo. Pero no viene de ninguna parte, no tiene ninguna raíz ni razón de ser, y nadie absolutamente nadie en otras comunidades del mundo lo utiliza. ¡De hecho, la palabra no está en ningún diccionario!
*Disculpen, me ofusqué.

     Para más términos, consulte su página porno de confianza

22.- ¿Es necesario ser bisexual para entrar en el mundo swinger?

No. No lo es. Para bien o para mal, el ambiente sw está muy influido por el porno tradicional. En ese sentido, la bisexualidad femenina es muy apreciada, y la masculina, muy reprimida. Pero eso sólo es en términos sociales. Debemos recordar que éste es un estilo de vida que, ante todo, fomenta la libertad de elegir y de hacer. Por lo tanto, cada quien es libre de jugar como mejor le convenga, siempre y cuando encuentre a otras personas que quieran jugar a lo mismo. La mayor parte de las mujeres swinger, aprovechan la atmósfera sensual para explorar con otras chicas y encuentran la experiencia muy placentera. Muchas, terminan por definirse como bisexuales o bicuriosas. Otras, no dejan que esas actividades las definan por completo y, aunque jueguen con mujeres cuando la ocasión lo amerita, se siguen considerando heterosexuales. Por otro lado, hay mujeres en el ambiente swinger a las que el sexo femenino no les llama, nunca les ha llamado y, probablemente, nunca les llame la atención. 









Share on Google Plus

About Diego (siempre con su Mariana)

Diego y Mariana se conocieron hace un suspiro de dos décadas. Se quedaron juntos y aprendieron, a la buena y a la mala, las mil maneras de construir una relación. Pronto se dieron cuenta de que el sexo era el más emocionante laberinto y decidieron navegar sus rincones en pareja. Empezaron a escribir lo que les sucedía, sólo porque parecía lógico. Se sentía divertido y así descubrieron que la participación de los demás ayudaba a que las sensaciones estallaran con mejor algarabía. Les gusta jugar con otros. Les gusta follar con otros y les gusta que otros vengan a visitar su Jardín, lo exploren y se vuelvan, al leerlo, compañeros de aventuras.

Aleatorias del pasado